Probando el JAC S2 Smart 2017
10/02/2017 Reportes de Manejo

Probando el JAC S2 Smart 2017

El modelo estrella de la marca y uno de los grandes éxitos de 2016 se renueva para este año con un nuevo sistema de infoentretenimiento y pronto, caja automática.

El S2 arribó a un segmento en franco crecimiento y que tuvo muchas novedades en el año, con algún lanzamiento de prácticamente todas las marcas del origen. Y, sin embargo, JAC terminó el año como líder indiscutido gracias a una propuesta muy atractiva en diseño y equipamiento, especialmente en seguridad.

Si el objetivo era colocar 100 unidades mensuales, cerrar con casi 250 en los últimos meses habla del gran éxito comercial que tuvo el modelo.

Pero la marca pretende mantener este empuje y abre 2017 con nuevas versiones del S2 denominadas Smart, y que incluyen nuevo un sistema de infoentretenimiento, a las que se sumarán en los próximos meses las esperadas variantes con caja automática.

El JAC S2 se vende en Chile en ocho versiones, con precios entre los $7.690.000 y los $8.890.000, pudiendo descontar hasta $500.000 por bono de financiamiento.

Características técnicas y mecánicas

El JAC S2 mide 4.135 mm de largo, 1.750 mm de ancho, 1.550 mm de alto, y tiene entre ejes 2.490 mm, todas medidas más o menos similares a la de otros modelos del origen, como el Chery Tiggo 2, el Brilliance V3, el Changan CS15 y el Lifan X50.

La base mecánica incorpora una mayor cantidad de aceros de alta densidad, consiguiendo con eso incrementar la rigidez en un 21%. Incluye una suspensión delantera independiente McPherson y barra de torsión trasera, con asistencia eléctrica en la dirección.

Bajo el capó se ofrece un motor de cuatro cilindros y 1.5 litros VVT, que eroga 111 caballos de fuerza y 146 Nm de par a los 3.500 rpm, y que está asociado a una caja mecánica de cinco velocidades. La marca recomienda utilizar gasolina de 93 octanos, prometiendo un rendimiento medio de 14,7 kilómetros por litro.

El diseño es parte del ADN europeo de JAC, realizado por el centro de estilo que la marca tiene en Italia. La silueta es convencional para un SUV compacto, mostrando líneas musculosas y un buen despeje al piso de 200 mm, mientras que el frontal con su parrilla hexagonal está muy identificado con sus hermanos mayores, los SUV S3 y S5.

Incorpora neblineros delgados, faros diurnos y luces traseras LED, y llantas de aleación de 16”. Las versiones Sport agregan a eso pisaderas laterales, molduras cromadas y una parrilla multiuso, entre otros elementos.

Uno de los puntos más destacados de este modelo es su abundante equipamiento de seguridad: doble airbag frontal, control electrónico de estabilidad, frenos de disco en las cuatro ruedas con sistema ABS y EBD de Bosch, anclajes ISOFIX, sensor de retroceso y asistente de partida en pendiente, pudiendo agregar según la versión control crucero, cámara de retroceso y monitoreo de presión de neumáticos.

Confort y habitabilidad

El JAC S2 es un SUV de medidas compactas, pero la marca se la ingenió para lograr un habitáculo muy cómodo para cuatro ocupantes adultos y un quinto con algo de tolerancia. Niños entran varios.

Lo más destacado es el espacio para las piernas que se logra en la segunda fila, aunque en términos generales, los asientos son algo duros como para soportar viajes largos.

La ergonomía interior es muy buena, con butacas delanteras que afirman bien el cuerpo y ofrecen mucha visibilidad exterior. Otro punto destacado es la materialidad del S2, muy buena en tacto y aspecto, lo que da una percepción de calidad bastante alta. 

El maletero no es grande, pero está a tono con el segmento: 305 litros de capacidad.

En materia de equipamiento, el JAC S2 se ofrece con tres niveles de acabados: Comfort, Sport y Luxury. De serie se ofrece kit eléctrico completo (vidrios, espejos y cierre), aire acondicionado, computador a bordo y un sistema de audio MP3 y con puerto USB, además de todo el paquete de seguridad ya mencionado.

La variante Sport añade este mismo paquete el kit estético descrito y control crucero. Finalmente, el Luxury añade tapiz de ecocuero con prespuntes blancos y una radio con pantalla de 6,2 pulgadas que incluye bluetooth. 

Ahora, tanto las versiones Comfort como Luxury puedes agregar el sistema de infoentretenimiento Smart, que incluye una gran pantalla táctil de 9”, que en la práctica actúa como un gran tablet instalado en el auto. No es sencillo de usar de buenas a primeras, y le falta algo de manejo intuitivo. Pero funciona y bien, mejor con teléfonos Android que con iPhone.

Este sistema permite conectar los teléfonos (Android Auto y Mirror Link) y compartirle internet, lo que permite descargar aplicaciones y controlarlas directamente desde la pantalla. Waze está disponible, Spotify y YouTube también. Nosotros navegamos en el sitio de Autocosmos sin problema y revisamos los mails.

Impresión de manejo

El JAC S2 no es un todoterreno, sino un auto con diseño agresivo y mayor despeje. Anda muy bien en ciudad y es suave en carretera, pero no me atrevería a meterlo por algún lugar donde se requiera de mayor tracción.

La dirección es suave y bien asistida, aunque como en casi todos los autos de este origen, es insípida y poco real, transmitiendo poca información al conductor. Bien en ciudad, menos agradable en velocidad.

El motor Green Jet se siente bien pese a que no es de gran potencia. Falta torque de salida, como suele ser la norma en el origen, pero no se “muere” en baja, sino que empuja con menos empeño hasta que alcanza las 2.000 rpm, que es cuando despierta algo más.

En subidas, en todo caso, deberá usar sí o sí la caja para mantener el régimen en torno a los 3.000 rpm, que es cuando mejor se siente. La caja está correcta, con relaciones algo largas, pero a tono con el bloque.

La suspensión es blanda en términos generales, con buenos niveles de amortiguación y escaso rebote. Es una suspensión pensada en la ciudad y para circular por ripio o pavimentos en mal estado. Pero cuando se le fuerza en curva termina cediendo al peso y hace rolar demasiado al S2, lo que, al final de cuenta, no es nada agradable. Sugerencia, tómeselo con calma en las curvas, ya que a velocidad normal anda sumamente bien.

Finalmente, el andar de este auto es satisfactorio si lo pensamos como un auto urbano o de nulas pretensiones off-road. Es suave, muy silencioso y con un buen andar general.

Conclusiones

El JAC S2 confirma sus pretensiones de liderazgo con una propuesta muy audaz: diseño, seguridad y conectividad a un precio muy accesible.

Es uno de los mejores SUV compacto del origen que hemos manejado, ya que transmite confianza y cumple con lo que se espera de él. No le falta potencia, y muestra un consumo a tono con los rivales: 13 km/litro en ciclo mixto, según nuestra prueba.

Lo principal es el altísimo nivel de seguridad que ofrece, con elementos no vistos ni en marcas más llamativas ni en modelos más caros. Y ahora agrega esta gran pantalla táctil con full conectividad, que vuelve a este auto el gran referente del segmento, y no sólo del origen. Buena compra.

Galería Test Drive: JAC S2 Smart

Test Drive: JAC S2 Smart

1 de 17

¿Qué opinas? Cuéntanos