Probando el Audi Q2 2017
10/07/2017 Reportes de Manejo

Probando el Audi Q2 2017

Audi también se suma a la moda de los crossovers urbanos compactos con su propia propuesta, el Q2, modelo que mantiene todo lo que nos gusta de un Audi, pero con un estilo más lúdico.

Untaggable. Creo que Audi hizo bastante bien en apropiarse de esta etiqueta-no etiqueta para comenzar la comercialización del Audi Q2, un crossover urbano que mezcla en igual medida elementos de un hatchback, un SUV y un deportivo, además de añadirle una buena cuota de estilo y personalización. Parece difícil de abordar, pero si hay algo en lo que el Q2 no falla, es que al final del día es tan buen Audi como sus familiares más tradicionales, para bien y para mal.

Emparentado en parte con el A3 y colocándose un poco más abajo que el Q3, el Audi Q2 comenzó a comercializarse en Chile en Febrero de este año, llamando rápidamente la atención por las razones correctas, personalidad, algo que queda de manifiesto en su gama de colores, opciones de personalización y también en como el lenguaje de diseño de la marca alemana, muy marcado en todos sus modelos, sufre una discreta pero bien recibida reinterpretación, en la forma de algunos cortes, filetes y pliegues.

Gracias a los amigos de Audi, logramos hacernos con una unidad Q2 Sport 1.4 TFSi con 150 caballos y una ágil transmisión DSG de 7 velocidades a un precio de lista de $23.490.000. ¿Qué tan bueno es? Te invitamos a seguir leyendo...

 

Mixologia pura

Como los mejores cocteles, el estilo del Audi refleja la esencia de los crossovers, una mezcla de todo. Y esta mezcla será variada según el fabricante. En el caso de esta versión, hay algunos salpicones extra de deportividad, fáciles de evidenciar en el parachoques delantero que simula dos grandes tomas de aire, lo mismo para las llantas corte diamante de 18" y el pilar C macizo, estilo coupé y sin ventanas auxiliares, con una aplicación color grafito -que en Audi llaman Blade, al igual que el recubrimiento de las tomas de aire laterales del R8- que da la sensación de un techo flotante y que puede personalizarse. En esta versión, los faldones y guarniciones plásticas, son del color de la carrocería, lo que también aporta bastante al perfil más agresivo del modelo. 

Ya señalamos que el diseño tuvo supervisión de Italdesign, afamada casa de diseño hoy propiedad del Grupo Volkswagen y sin Giugiaro al mando, quienes aprobaron los últimos prototipos del modelo, creado por Marc Lichte, Jefe de Diseño de Audi. Otros detalles importantes de mencionar son los focos traseros con diseño tridimensional y el corte lateral sobre la línea de la cintura, que entrega mayor dinamismo al perfil del Q2 y sale del estilo más formal y plano que llevan los modelos actuales de la marca.

Con respecto a sus dimensiones, el Q2 mide 4191 mm de largo, 1794/2009 mm de ancho (sin/con retrovisores), 1508 mm de alto, 2595 mm entre ejes y comprende 405 litros de capacidad en el maletero. Como referencia, su distancia entre ejes es marginalmente más corta que en un Audi Q3. Por otro lado, el Mercedes GLA es más largo y más bajo, y aunque tiene una distancia entre ejes mayor, el Q2 se percibe mucho más espacioso en sus plazas traseras y en su maletero.

 

Interior: más sobriedad

Pasando al interior, nos encontramos con un conjunto que nos lleva directamente al diseño del Audi A3, enfocado en el minimalismo y con formas un poco más angulosas que en el hatchback, más orgánico y redondeado, si bien a primera vista no podrías distinguirlos uno del otro. La materialidad y armado, como siempre, es perfecta, no importa el tipo de polímero o textil, siempre se percibe agradable al tacto y con una sensación de primer nivel. Sabemos que Audi es una marca sobria, pero al menos en el modelo Sport, para revitalizar este habitáculo, contamos con unas molduras texturadas personalizables, pero que son parcialmente traslucidas y que esconden elementos de iluminación coordinados con el color de la carrocería, salpicando de luz el interior y entregando una atmosfera más vivaz.

Antes de entrar a destacar parte del equipamiento que viene con este Q2, tenemos que hacer notar el equipamiento que no contempla el Q2 y que, si bien son detalles, a muchos les extrañara, siendo que se paga un elevado precio. Esto tiene que ver con la ausencia de navegador GPS, reglajes manuales en los asientos, un computador a bordo de interfaz sencilla, plegado manual de los espejos y elementos más avanzados de seguridad como alerta de punto ciego o control crucero inteligente. La pantalla del sistema multimedia podría ser del tipo plegable, como en el A3, para así evitar tentar a los amantes de lo ajeno.

Fuera de estos elementos, el Q2 se adecua bastante bien al segmento premium y presenta un equipo bastante correcto, que incorpora iluminación exterior full LED con ajuste automático de luces altas, vidrios y espejos eléctricos (estos últimos con defroster), encendido automático de limpiaparabrisas y focos, espejo interior electro cromático, sunroof panorámico, climatizador dual, sistema multimedia MMi con 10 altavoces y Bluetooth, sensores de estacionamiento delanteros y traseros con cámara, ESP, 6 Airbags, anclajes ISOFIX y Top Tether, monitoreo de pastillas de freno, comandos al volante, paddle shifters y tapicería de cuero sintético. Una gracia curiosa y que se ve poco en los autos de hoy, las luces auxiliares en el techo se encienden con solo pasar el dedo sobre las micas, sin botones.

Sobre la habitabilidad, es un auto cómodo, para cuatro ocupantes principalmente, con buena altura y adecuado espacio para piernas. La visibilidad se pierde un poco con los pilares traseros, ojo al mirar hacia atrás.

 

Múltiple personalidad

Así como los crossovers buscan satisfacer muchas necesidades, el tren motriz es sustento de dicha premisa. Afortunadamente, en el Grupo Volkswagen y especialmente en Audi, esto resulta muy bien.

El Q2 viene impulsado por un elástico y versátil motor 1.4 TFSi de 150 Hp y 250 Nm de par, con sistema Start/Stop y desactivación de cilindros, acompañada de una caja automática Stronic, la OGC de 7 velocidades con doble embrague bañado en aceite, una versión mejorada y nueva con respecto a la Stronic anterior. En conjunto, este tren motriz de tracción delantera homologa 13,4 km/l en ciudad, 16,1 km/l mixto y 18,2 km/l en carretera, además de alcanzar los 100 km/h en 8,5 segundos. Sobre el consumo, bajo nuestras pruebas, el Q2 logró 10-12 km/l en ciudad y 20 km/l en promedio por carretera, con posibilidades incluso de mejorar. Aquí se nota mucho el trabajo de la caja de cambios, la cual busca rápidamente llegar a marchas más altas y de las asistencias previamente mencionadas.

Vamos a detenernos en el sistema de desactivación de cilindros, el que ocurre cuando vas con el acelerador menos pisado o llevando el auto con inercia. Uno podría creer que el motor tendería a engancharse, pero la verdad es que ni se nota. Lo probamos a 120 km/h y "torturamos" un poco el sistema para ver si encontrábamos algún detalle, pero la verdad es que nunca te darás cuenta cuando ocurra esto, salvo por un testigo en el computador a bordo que te lo indica.

Cambiando la transmisión a modo Sport, el Q2 se vuelve un auto ágil y a ratos un tanto explosivo en las primeras marchas. Ayudado de una dirección muy progresiva y de excelente desmultiplicación, puede morder curvas con alta precisión y ser un auto muy entretenido de conducir. La suspensión es de mayor recorrido que en un A3, pero se mantiene cierta aspereza en la conducción, perdonable como rasgo de personalidad (vocación más de asfalto que de tierra) y que podría mejorar con un neumático de mayor perfil.

Muy importante es el agarre, considerando que es un auto de tracción delantera, en muchas ocasiones casi se emulaba la sensación de seguridad que da un auto con tracción integral y eso es una nota muy positiva.

 

Conclusión

El Q2 de Audi se nos puede antojar caro, pero es el precio que se paga por estar en el segmento premium. Sin embargo, hay muchas cosas que se pagan con creces en ese precio, especialmente el tren motriz, con un motor que se siente mucho más contundente y dinámico que propulsores más grandes que equipan sus rivales (Mercedes, específicamente). La calidad también es de primer nivel y se nota en cada detalle de armado y materialidad. Y lo otro, que como crossover, lo hace muy bien, considerando que tiene un maletero relativamente útil, un tren motriz que puede ser tan económico o deportivo como prefieras, está correctamente equipado y que además tiene estilo, sin ser un auto de diseño excesivamente radical, por lo que no polarizará tantos clientes de la marca. Y ya que hablamos de eso, queda por ver cuantos pasaran de un Audi A3 a este modelo, que es básicamente lo mismo, pero más utilitario y con precios similares.

Audi pone la apuesta más lúdica y deportiva entre sus rivales, el Mercedes GLA de corte más aventurero, el Volvo V40 Cross Country más racional y el Infiniti QX30 muy sensual y fino, además del Audi Q3 y el BMW X1 modelos más tradicionales en su propuesta y el que por ahora es uno de los pesos pesados del segmento, el Mini Countryman.

Finalmente, el Q2 encanta por cómo se maneja y porque tiene un estilo único y distinto, sustentado en su calidad e ingeniería.

Galería Test Drive: Audi Q2 2017

Test Drive: Audi Q2 2017

1 de 13

¿Qué opinas? Cuéntanos