Probando el  Kia Morning 2018
05/09/2017 Reportes de Manejo

Probando el Kia Morning 2018

Desde principios de 2017 se comercializa la tercera generación de uno de los autos más vendidos en Chile. Ofrece una mejora importante en calidad y equipamiento, y especialmente en manejo, aunque los precios también son otros.

Fue en el Salón de Ginebra 2017 cuando Kia presentó al mundo la tercera generación del Morning, uno de sus modelos más exitosos a nivel mundial. Nueva plataforma, diseño evolucionado, mejoras en la calidad interior, más equipamiento y la opción de un paquete GT-Line se anunciaban desde la marca como novedades absolutas a considerar.

Este nuevo Morning apareció pocas semanas después, aunque la variante tope de gama GT-Line no arribaría hasta mediados de año. Y esa versión la que precisamente tomamos en nuestras manos para una prueba de manejo.

Las variantes GT-Line debutaron con el nuevo Sportage en el Salón de Frankfurt de 2015, y desde entonces se han ido incorporando a toda la gama del fabricante. Pero verla en el Morning, un modelo de gama baja, resulta toda una apuesta, más si se considera que el precio se eleva por encima de los 8,5 millones de pesos, quizás demasiado para un citycar de orientación popular.

El paquete GT-Line se compone de una vistosa carrocería bicolor, que ya lo convierte en un modelo único en el segmento, aunque siempre se podrá pedir de un mismo tono. Suma a ello elementos de color en las tomas de aire laterales, los que se replican en la parrilla frontal, en los faldones laterales y en el parachoques trasero.

El color de estas decoraciones podrá ser rojo, negro o plateado y dependerá del color escogido para la carrocería, que a su vez puede ser blanca, naranja, plata y rojo). Por ejemplo, nuestra unidad de pruebas tenía decoraciones blancas sobre el fantástico rojo tornasol "Pop Orange", el que según la luz del sol, brilla en tonos naranja, rojo o magenta.

Además del color, el GT-Line incluye un paquete estético deportivo que incluye un parachoques más agresivo, neblineros instaladas abajo junto a las tomas de aire, un spoiler y una doble salida de escape, así como unas bellas llantas de 15" exclusivas.

Si bien el nuevo Morning de tercera generación ofrece un diseño más moderno y refinado, con la parrilla más grande e integrada a la gráfica de los focos, y un perfil más musculoso, las diferencias estéticas que se aprecian en el GT-Line nos hacen pensar que el dinero extra vale efectivamente la pena.

Un mejor habitáculo

Antes de hablar del equipamiento, vamos a resaltar una de las mejoras más significativas en el nuevo Morning: la mayor calidad percibida.

No sólo ofrece un tablero estéticamente moderno y funcional, sino que mejora cada uno de los plásticos con los que está construido, y eso se aprecia nada más subirse uno al auto.

La posición al volante se siente un poco más baja, lo nos habla de una propuesta más agresiva. La posición de la radio está ahora puesta sobre el tablero, en una especie de voladizo, similar a varios autos más premium. El diseño del climatizador y del volante denota atrevimiento, y aun así, Kia dotó al Morning de la practividad de un citycar con posavasos, apoyabrazos y compartimiento ocultos.

La habitabilidad fue mejora significativamente gracias a una mayor distancia entre los ejes, aunque por el ancho de las plazas traseras, sigue siendo buena para cuatro personas, cinco si son niños.

Y ahora vamos al equipamiento, que ya de serie se nota que hay trabajo detrás. El Morning 2017 parte con cierre centralizado, computador a bordo, sistema de audio con soporte para MP3, USB, bluetooth y comandos al volante, acceso keyless, alzavidrios eléctricos en las cuatro puertas, espejos eléctricos y calefaccionados, doble airbag frontal, frenos ABS, anclaje isofix y neumáticos de 13" (LX).

La versión que sigue agrega aire acondicionado, espejos con intermitentes, neblineros y sensor de proximidad trasero (EX). Y luego SmartKey con botón de encendido, volante y palanca de cambio de cuero, encendido automático de luces, manillas exteriores cromadas y llantas de 14'' (EX Full).

 

Y al final aparece el GT-Line, que suma a todo eso un sistema multimedia con pantalla táctil de 7'', conectividad a bluetooth y a Apple CarPlay, reconocimiento por voz y cámara de retroceso, un sistema de audio con dos parlantes tweeter extras, un interior de cuero sintético negro con acentos de color rojo, pedalera de aluminio, iluminación completa LED exterior con proyectores halógenos y sunroof.

Sin ánimo de equivocarme, no hay citycar por este precio que ofrezca más equipamiento que el Morning. El modelo de Kia se emparenta ahora con el Fiat 500 y el Peugeot 108, en lugar de sus tradicionales rivales, el Hyundai Grand i10, el Suzuki Celerio y el Chevrolet Spark.

Nueva mecánica

El Kia Morning mantiene las medidas de la anterior generación, con 3,6 metros de largo y 1,6 metros de ancho, pero ya dijimos, aumentó en 15 mm la distancia entre ejes hasta los 2,4 metros entre ejes. Con esta modificación, no sólo consiguió un mayor espacio en las plazas traseras, sino también en el maletero, elevando la capacidad de carga un 20% hasta los 255 litros.

Este importante cambio se consiguió gracias a una nueva plataforma que usa una mayor cantidad de aceros de alta resistencia, por lo que, además, rebajó su peso en 23 kilos.

Kia también mejoró los anclajes y aumentó los adhesivos, consiguiendo una mayor rigidez estructural. Modificó la suspensión con barras estabilizadoras más rígidas, y mejoró la dirección para hacerla más precisa y ágil. E incorporó más material aislante para elevar el nivel de insonorización.

Hay dos motores disponibles para este modelo, cuatro clindros con inyección multipunto de 1.0 y 1.2 litros, que erogan 66 y 84 caballos, respectivamente.

Nuestra unidad GT-Line incluye este último, que además genera 121 Nm de par, y está asociado a una transmisión mecánica de cinco velocidades (opcional una automática de cuatro).

Comportamiento superior

Ya sabemos que constructivamente este Kia Morning de tercera generación es superior, que tiene más equipamiento de serie y por versiones, una mayor calidad percibida y que su estilo se modernizó e incluso se volvió algo deportivo.

¿Pero es mucho mejor en su manejo? Creemos que sí, sin lugar a duda.

La ligereza del modelo no se percibe tan gráficamente, pero sí su mayor rigidez, lo que se nota en el aplomo que se consigue en carretera. La verdad, sorprende gratamente su comportamiento dinámico.

El centro de gravedad está más bajo lo que sumado a unas estabilizadoras más rígidas, se consigue un menor rolido de carrocería y menos cabeceos, así como un menor movimiento de la zaga, algo típico de estos citycar con el tren trasero colgante.

También hay que destacar la nueva dirección que es más precisa y rápida de respuesta, toda una sorpresa en nuestra prueba de manejo.

Es posible llevarlo rápido ya que el motor responde bien. Es ligero para los 121 Nm de par disponibles desde bastante abajo, lo que hace que el Morning pueda salir rápido y escalar rápido hasta donde puede, porque a la larga sigue siendo un auto con menos de 90 caballos de fuerza.

El consumo anduvo del orden de los 13 km/litro en ciudad, nada malo considerando que lo llevamos muy rápido casi siempre. Durante el lanzamiento del modelo anduvimos en torno a los 18 km/litro en carretera, aunque con el auto muy apretado aún.

Conclusión

Sí, el nuevo Kia Morning es un modelo atractivo que su anterior generación. Mantiene su estilo tradicional, pro se moderniza e incluso juega con una actitud más deportiva. Es notable su cambio interior, por diseño y por calidad percibida.

Sí, el nuevo Morning se maneja mucho mejor. Es más rígido, lo que redunda en un manejo más seguro y es más confortable en el día a día. Está bien insonorizado y es cómodo en ambas filas.

Sí, el Morning 2017 se llena de equipamiento, y en su versión GT-Line, compite con modelos de mayor estirpe. Contradiciendo su historia, la marca hace una apuesta por proveer de elementos atípicos para el segmento de entrada.

Sí, el nuevo Morning es mucho más caro que antes. Pero es el costo de tener un mejor auto. En las redes está lleno de gente que lo despedaza por su precio, sin siquiera haberlo visto en vivo. Atrévase, se va a sorprender igual que nosotros.

 

Galería Test Drive: Kia Morning GT-Line 2018

Test Drive: Kia Morning GT-Line 2018

1 de 20

10 Cosas que debes saber del Kia Morning

¿Qué opinas? Cuéntanos