Vende tu auto
Novedades

Škoda festeja 120 años de historia

La marca checa, se caracteriza por sus soluciones innovadoras e inteligentes. Hoy es parte del Grupo Volkswagen, pero se inició fabricando bicicletas.

Škoda festeja 120 años de historia

Cuando se habla de los fabricantes de automóviles más longevos de la historia, no se puede dejar de hablar de Škoda que, en 2020, celebra 125 años de su fundación.

Pero además de celebrar su fundación, Skoda también conmemora 120 años desde que incursionó en la fabricación de automóviles y 30 años de pertenecer a Volkswagen Group

El origen de Škoda

Fue a finales de diciembre de 1895 cuando el mecánico Vaclav Laurin y el vendedor de libros Vaclav Klement, establecieron una fábrica de bicicletas en Mlada Boleslav, una ciudad a unos 70 kilómetros de Praga.

Con una gran ambición y visión de la movilidad, este par de amigos decidieron ampliar su negocio, incursionando en la fabricación de motocicletas, en noviembre de 1899, bajo el sello Laurin & Klement.

Ante el éxito en ventas y en las competencias por parte de sus motocicletas, a finales de 1905, la empresa de Mladá Boleslav fue más allá y presentó su primer automóvil: el Laurin & Klement Voiturette A.

A menos de un año de ingresar al negocio de la fabricación de automóviles, la gama incluía una amplia variedad de modelos de dos y cuatro cilindros. Así, el L&K aumentó su prestigio con el primer vehículo de ocho cilindros fabricado en Europa, el Tipo FF de 1907.

Una vez más, la compañía también celebró éxitos comerciales y automovilísticos. L&K se convirtió en el mayor fabricante de automóviles de Austria-Hungría.

Tres décadas después de la fundación de la empresa, Laurin & Klement se fusionó con un fuerte socio estratégico en 1925: el grupo de ingeniería Škoda, con sede en Pilsen.

Esta fusión de beneficio mutuo sentó las bases para la historia de éxito continuo de la empresa. A partir de entonces, la flecha con alas en el logo de la marca se convirtió en un símbolo de velocidad y progreso.

Škoda Auto pronto convirtió sus instalaciones en Mladá Boleslav en una producción eficiente en línea de montaje. El lanzamiento de la nueva generación de vehículos estableció a Škoda como el fabricante de automóviles líder en su país de origen desde 1936, una posición que la marca ha mantenido hasta el día de hoy.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la empresa fue nacionalizada, pero Škoda continuó su tradición incluso en las desafiantes condiciones de la economía planificada. Se ampliaron las capacidades de producción en las plantas de Kvasiny y Vrchlabí, y la empresa continuó desarrollando nuevos modelos de forma independiente.

Debido a las soluciones de ingeniería y al éxito en ventas que obtuvo el Škoda Favorit a finales de la década de 1980, Volkswagen Group puso la mira en la empresa, lo que motivo su adquisición el 16 de abril de 1991, y se convirtió en la cuarta marca en unirse al Grupo.

En la actualidad, Škoda ofrece diez modelos que son fabricados en China, Rusia, India, Eslovaquia y Ucrania, a la vez que está presente en más de 100 países.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas