Novedades

Audi A5 Cabrio: Deportivo descapotable

Reportaje fotográfico exclusivo

Audi A5 Cabrio: Deportivo descapotable

Este año marcó el estreno del nuevo Audi A5 Cabrio, un modelo con capota de lona y cuatro amplias plazas que se situará un escalón por encima del A3 Cabrio y que luchará frente a los Saab 9-3 Cabrio y Mercedes CLK Cabrio (también con techo de lona).
 

La marca de los cuatro aros sigue apostando por capotas de lona, aunque, eso sí, muy evolucionadas. Frente al moderno techo duro, la lona cuenta con la ventaja de un menor peso y una penalización inferior en cuanto a restar capacidad de carga.


 

De hecho, este nuevo Audi A5 Cabrio es el más generoso en cuanto a maletero, pues con el techo recogido su volumen disponible es de 320 litros, con el techo cerrado de 380 litros, y con el asiento posterior abatido la capacidad llega hasta los 750 litros; unas cifras sobresalientes para un modelo recreacional como éste.


 

En sólo 15 segundos se puede abrir la capota de forma totalmente automática, y en 17 segundos es posible realizar la operación de cerrado. Además, estas acciones se pueden hacer circulando hasta 50 km/h de velocidad máxima, lo cual le aporta un plus de funcionalidad y comodidad.


 

La capota cuenta con tres capas y un buen aislamiento, pero aún así Audi ofrece como opción la “capota acústica”, la cual obtiene mejores valores de insonorización, e incluso cuenta con alumbrado interior. Son tres las opciones de colores para estas capotas, que en cualquier caso tienen deflector de viento y luneta trasera de cristal.


 

Respecto de la gama completa de motores, dispone de un 1.8 TFSI de 160 cv, el 2.0 TFSI en dos versiones (180 y 211 cv) y el 3.2 V6 FSI de 265 cv. En diésel habrá dos V6 TDI, un 2,7 litros de 190 cv y un 3,0 litros de 240 cv.


 

Según los datos de prestaciones y consumos, el A5 Cabrio 2.0 TFSI 211 cv parece el más interesante, versión que además estará disponible en varias opciones de cajas de cambio y sistemas de tracción. Y es que la gama A5 Cabrio, según versiones, ofrecerá la posibilidad de tracción delantera o integral Quattro, y cajas de cambio manuales, Multitronic o la efectiva S Tronic.
 

El tope de la gama será, como no, el S5 Cabrio, que no llegará con la mecánica del S5 Coupé sino con la del nuevo S4. Y es que parece que Audi ha visto más beneficios en el nuevo 3.0 V6 TFSI de 333 cv que en el enorme 4.2 V8 de 354 cv del S5, el cual resulta mucho más atractivo. Con este moderno propulsor el S5 Cabrio –que de serie cuenta con tracción Quattro y cambio S Tronic- acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos, alcanza los 250 km/h (velocidad limitada electrónicamente) y únicamente necesita 9,6 l/100 km como media.


 

¿Qué opinas? Cuéntanos