Novedades

Opel Grandland X, la mezcla perfecta entre el Peugeot 3008 y el Citroën C5 Aircross

El tercer SUV de la firma alemana es el primer modelo nacido de la asociación con sus nuevos dueños: el Grupo PSA.

Opel Grandland X, la mezcla perfecta entre el Peugeot 3008 y el Citroën C5 Aircross

Se había anunciado y mostrado con anticipación, pero Opel está presentando ahora el nuevo Grandland X, el tercer SUV en su gama de productos tras el arribo del Mokka X y del Crossland X, y el primero nacido bajo el alero de su nuevo propietario: el grupo francés PSA.

El Grandland X es un SUV mediano para cinco pasajeros que está construido sobre la plataforma modular mediana de PSA, la misma sobre la que se construye el Peugeot 3008 y el nuevo Citroën C5 Aircross, un acuerdo firmado antes de la compra de la marca por parte de los franceses.

Mide 4.477 mm de largo, 1.844 mm de ancho, 1.636 mm de alto y tiene entre ejes 2.675 mm, dejando en el maletero 514 litros. Si se le compara con el 3008 son prácticamente idéntico, mientras que contra un Maxda CX-5, por ejemplo, es 78 mm más corto y 35 mm más bajo.

Si bien el estilo y silueta se asemeja demasiado al Peugeot 3008, mantiene un diseño bien alemán y muy identificado con la marca, incluyendo parrilla y grupos ópticos que se ven en otros modelos de Opel.

Protecciones bajas, molduras plásticas, barras cromadas, techo oscurecido y líneas musculosas añaden un carácter off-road a un SUV con clara vocación carretera.

El habitáculo denota una gran calidad, con tapicería de tela y cuero, materiales blandos al tacto y molduras de aluminio. En el centro del tablero destaca una gran pantalla táctil, mientras que los marcadores son con mezcla de relojes analógicos y un display digital central.

Obviamente que incluye el sistema Intellilink de conectividad, y equipamiento de seguridad como cámara de visión en 360º, control crucero adaptativo, asistente de estacionamiento, detección de peatones y freno de emergencia, entre lo principal. Además, incluye portón trasero de apertura automática mediante un movimiento del pie, zona de recarga inalámbrica para teléfonos, asientos y volante con calefacción y luces full led adaptativas.

Como novedad, incorpora el sistema Grip Control de PSA, por lo que podríamos descartar la presencia de versiones 4x4. Los motores no han sido informados, pero de seguro usará las nuevas familias 1.4 y 1.6 Turbo, y 1.6 turbodiésel.

El Opel Grandland X se presentará oficialmente en el próximo Salón de Frankfurt, iniciando sus ventas en el último trimestre del año.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos