La movilidad del futuro es no tener un auto propio
12/07/2017 Informaciones varias

La movilidad del futuro es no tener un auto propio

Ya no vas a tener que comprar un auto para usarlo ¿Cómo funciona? Te lo explicamos.

Vamos a poner las cosas en claro, el tránsito va a ser cada vez menos fluido sin importar horario o avenida. El cálculo indica que en 2020 habrán 28 megaciudades alrededor del mundo, con más de 10 millones de personas en cada una, y a ese ritmo no habrá infraestructura capaz de soportar tremendo caudal vial.

Cansados de interminables y cada vez más lentos viajes, muchos están regresando de los suburbios a las ciudades. Desalentado por el tránsito, la dificultad de estacionar, la preocupación por la contaminación, y ante una red de transporte público más efectivo, el nuevo ciudadano ya no siente la necesidad -o incluso pierde el deseo- de comprarse un auto.

No compro, pero uso

¿Qué pasa cuando hay que transportar algo, o salir de la ciudad por uno o dos días? Aquí es donde entra en juego el espíritu de los millennials, que se basa en la experiencia de uso y no en la posesión del producto. Si ya no hay que comprarse un disco para escucharlo, entonces podría no hacer falta comprar un auto para manejarlo.

Si ya no hay que comprarse un disco para escucharlo, entonces podría no hacer falta comprar un auto para manejarlo

Ya existen servicios de alquiler de autos basados en plataformas digitales, y un caso es el de Maven (www.mavendrive.com), compañía muy reciente de General Motors donde la automotriz se encarga de poner a disposición una flota, y el usuario solo tiene que reservar su unidad, pasar a retirarla y devolverla, todo gestionado desde una App en su Smartphone que, inclusive, permite la apertura y encendido de la unidad.

Teniendo en cuenta esta experiencia de uso, la automotriz se encarga de mantener los autos, del seguro y del combustible a cambio de una tarifa por hora que ronda los US$ 8 (unos 5.000 pesos), dependiendo de unidad solicitada. Además, se puede elegir entre diferentes modelos, tipos de auto y marcas, yendo desde un pequeño Spark hasta una inmensa Tahoe, pasando por un Volt eléctrico y propuestas premium como Cadillac.

Este servicio, que comenzó hace 18 meses como una prueba interna, ya se expandió a 14 ciudades de EE.UU. 

¿Enloquecieron? ¿Ya no van a vender autos?

Son muchas las historias de las empresas que por mantenerse aferradas a su estilo de negocio cayeron estrepitosamente. Y si estamos hablando de un nuevo tipo de cliente y de consumo, entonces lo mejor que puede hacer una compañía es ir haciéndose un nombre.

El 79% de los usuarios de Maven son Millennials

Según nos comentó en persona Rachel Bhattacharya, Directora de la estrategia comercial de movilidad de GM, el 79% de los usuarios de Maven son Millennials, lo que quiere decir que aún la gran mayoría de los clientes de GM pertenecen a la “vieja escuela” y quieren ser dueños de sus autos, es decir, que un negocio no canibaliza al otro, sino que lo complementa.

También para trabajar

Lo interesante de las plataformas es que permiten un abanico muy amplio de posibilidades y por eso ya se proyecta para 2020 un sistema similar al de Maven, pero enfocado al trabajo con alquileres mensuales en lugar de por hora, vehículos más económicos y la posibilidad de que el propio sistema te derive trabajos como entregas de paquetes o transporte de pasajeros.

¿Crees que en un futuro cercano vas a usar un sistema similar o ser dueño de tu auto?

¿Qué opinas? Cuéntanos