Motos

KTM Duke 250 y 390 2017 salen a la venta

Hay recambio en las naked de entrada al mundo KTM con las nuevas Duke 2017, en motores de 250 y 390.

KTM Duke 250 y 390 2017 salen a la venta

Con la presencia del piloto freestyle Rok Bagoros, se presentó en Chile la nueva Duke de KTM en sus configuraciones 250 cc y 390 cc.

Podríamos hablar de los clásicos clichés de cualquier lanzamiento, que la moto es más potente, más ágil, más robusta y deportiva. Y siendo sinceros es que, es la verdad, especialmente después de ver las acrobacias de Rok Bagoros, no cualquier piloto le confiaría su talento a una moto al azar y la Duke se las trae.

Sobre la 250, nos encontramos con una carrocería actualizada que la asemeja bastante a la 390. Es una moto robusta y moderna pero muy cargada del ADN KTM, eso significa que no cae en los lugares comunes de otras naked del segmento, logrando una identidad propia. También en lo estético destaca su nuevo óptico frontal halógeno, su nuevo estanque de combustible, mas ergonómico y de mayor capacidad (11 a 13,4 litros), así como un nuevo conjunto de colores. Otros detalles contemplan asientos individuales para piloto y copiloto, así como un panel de instrumentos de LCD.

Pasando a su estructura, cuenta con un cuadro aligerado y recortado en 10 mm con respecto a su antecesora. Esta estructura es acompañada de una horquilla invertida de cartucho abierto y un amortiguador WP con 150 mm de carrera y muelle progresivo, que combina un buen confort para el día a día y la rigidez suficiente para cuando se le exige.

La Duke 250 es impulsada por un motor mono cilíndrico de 250 cc con inyección electrónica, el que entrega 30 Hp y 24 Nm de torque, asociado a una transmisión de 6 velocidades con embrague deslizante PASC. Si se te va la mano podrás detener esta moto gracias a sus frenos de disco con sistema ABS Bosch.

Por otro lado, la 390 aspira a ser, según KTM, la mejor moto bajo 600 cc. Y características no le faltan, incluyendo acelerador by-wire, la mejor relación peso potencia de su categoría, su nuevo equipo de iluminación con tecnología LED y un sofisticado panel de instrumentos con pantalla TFT a todo color, el que puede emparejarse con un teléfono vía Bluetooth, que te permitirá ver quien te llama o cambiar la música, directamente en la pantalla y contestar tan solo presionando un par de botones en el manillar, algo inédito en la categoría.

Se mantienen, al igual que en la 250, un basculante aligerado y los esquemas de suspensión con horquilla de cartucho abierto y un muelle posterior WP de 150 mm de recorrido y amortiguación progresiva.

Donde se ha trabajado bastante es en la ergonomía, con un asiento de dos piezas ubicado a 830 mm del suelo, muy cómodo para todas las alturas y que permite acomodarse muy bien tanto para ir en ciudad como para ir devorando curvas. El embrague y el freno también pueden ajustarse para mejorar aún más el confort.

En las ruedas, se mantienen los frenos de disco, claro que un poco más grandes que en la 250, pero con sistema ABS Bosch de dos vías.

La Duke 390 es impulsada por una unidad de 373 cc, con 44 Hp y 37 Nm, unidad que se acopla a una transmisión de 6 velocidades con embrague deslizante PASC.

Ambos modelos pueden dotarse de algunos accesorios extras, que pueden ir desde bolsos porta objetos, hasta un escape Akrapovic diseñado específicamente para la Duke, de fácil instalación.

Los precios son de $2.990.000 para la Duke 250 y $4.290.000 para la Duke 390.

Jorge Beher recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos