Singer y Williams hacen el 911 perfecto, el DLS
10/11/2017 Novedades

Singer y Williams hacen el 911 perfecto, el DLS

Singer, el afamado preparador y restaurador de Porsche 911 clásicos, se junta con el equipo Williams de F1 para dar vida a una preparación única

Singer sin dudas ha sido una empresa única, capaz de dar vida a todas nuestras fantasías relacionadas con los Porsche clásicos. Sus trabajos de personalización y restauración llegan a tal punto que son más Singer que Porsche.

Claro que una empresa como Singer es mucho más ambiciosa de lo que se puede llegar a pensar. Hace un tiempo se supo de una importante alianza que sellarían junto con el departamento de desarrollo de Williams, los mismos de la F1, quienes cuentan aparte de su legendario programa de monoplazas, un centro de avanzada tecnología que presta asesoría a muchas compañías. Así ambas crearían un modelo único a petición de un cliente, un modelo que parece sacado de época, pero que a su vez tiene toques modernos, una fusión perfecta entre el estilo clásico del 964 y alta tecnología.

Vamos a los detalles. Lo primero es el motor, un bóxer de 4 litros y 24 válvulas, que revvea hasta las 9000 RPM, que comprende tomas de aire incorporadas directamente diseñadas para reemplazar las ventanas en los cuartos traseros. Esta unidad tambien comprende un sistema de escape de titanio, compacto pero muy complejo en su diseño, para lograr alto desempeño. Este motor, preparado por Williams, contó con la consultoría de Hans Mezger, quien trabajó por casi 4 décadas en Porsche, diseñando motores. Este motor debería alcanzar los 500 Hp sin problemas y ser la matriz de los futuros propulsores de Singer.

El 964 sobre el que se basa el Singer ha sido sometido a una dieta rica en magnesio, titanio y fibra de carbono. Así se logra un peso de 990 kilos en su estructura. Aquí Williams vuelve a hacer su magia, aplicando todos sus conocimientos en ingeniería para que la estructura no solo sea precisa en la implementación de estos materiales, sino que tambien sea un auto muy capaz en la pista.

Como el trabajo técnico ha sido fuerte, el estilo exterior del Singer tambien se ha visto modificado con pasos de rueda más anchos, tomas de aire, spoilers, spliters, un alerón trasero tipo "cola de pato". un curioso spoiler en el techo que toma parte del parabrisas posterior, el cual ha tenido que ser esculpido para dar forma a esta inusual pieza, un suelo completamente plano y toques estéticos extra que le dan un aspecto retro futurista muy importante, puesto que la idea es que luzca fresco, pero siga manteniendo un estilo "period correct". La influencia visual más grande la recibe del 934 RSR, aunque tambien nos recuerda el trabajo que hace Magnus Walker en sus Porsche modificados. 

De hecho, parte de la consultoría en aerodinámica, fue ejecutada por Norbert Singer, quien trabajó por 40 años con Porsche en el área de motorsport. En conjunto con los análisis de dinámica de fluido, realizada en computadora para todas las piezas nuevas y la mano de Williams, se ha logrado una silueta que corta el viento y añade carga, sin necesidad de groseros añadidos que le resten elegancia al diseño final.

Incluso, las llantas que lleva, rememoran el legendario diseño Fuchs de la época, pero en una medida mucho más moderna y con una sola apernadura, una creación personalizada fabricada por BBS.

Solo 75 afortunados podrán ponerle sus manos a esta serie limitada del 911, llamada Dynamics and Lightweighting Study (DLS), el que se transformará rápidamente en un objeto de deseo para muchos y que sentará las bases para una línea de futuros nuevos Singer modificados.

¿Qué opinas? Cuéntanos