Chevrolet Trailblazer 2018 se pone a la venta
21/07/2018 Lanzamientos

Chevrolet Trailblazer 2018 se pone a la venta

Un SUV como pocos quedan en el mercado, la nueva Trailblazer de Chevrolet, aprovecha todos los trucos de la nueva Colorado, pero en un formato familiar que buscará reconquistar tanto a los amantes de los todo-terreno más tradicionales, así como también a quienes quedaron botados tras la partida de Captiva.

Viajamos hasta Castro, en la Isla Grande de Chiloé, para conocer a la recién llegada Chevrolet Trailblazer, esperada SUV de la firma americana, que buscará completar una oferta bastante completa, pero la cual tenía un vacío importante, cercano a los 20 millones de pesos.

Como contexto, Trailblazer originalmente es una nomenclatura que le conocemos a un pesado SUV de Chevrolet, fabricado en la plataforma GMT360, bastante relevante en la historia de la marca y que vio nacer a varios otros SUV en General Motors. Tras algunos años de venta en Chile, esta se descontinuó, tal cual como lo hizo en Estados Unidos, en favor de modelos monocasco, conforme la moda de los crossovers aterrizaba.

Pero la Trailblazer vive, como la versión SUV de la camioneta Colorado, la cual, con un sustancioso facelift y mejoras tecnológicas, para apoyar a la gama alta de camionetas medianas, donde actualmente habita la conocida D-Max. Trailblazer se inserta en un nicho bastante acotado, el de los SUV tradicionales, que aun derivan de camionetas medianas, donde podemos encontrar como principales rivales, a la Toyota Fortuner y a la Mitsubishi Montero Sport, pero de paso también, a modelos de 7 plazas como pueden ser una Kia Sorento.

Estrategia agresiva y muy metódica

El equipo de Chevrolet Chile realizó un exhaustivo estudio de mercado para poder identificar las necesidades de este sub-segmento y dio con bastantes respuestas, muy claras de quienes buscan este tipo de autos. Por ejemplo, las 7 plazas, los 6 airbags y la caja automática es lo básico. Luego, es relevante que tenga un motor diésel, torquero y una altura confortable para que ningún evento sea problema. Finalmente, que tenga tracción a las cuatro ruedas y que contemple sistema multimedia, cosas que se condicen bastante con las estadísticas históricas de este segmento, donde hay modelos que incluso alcanzan los 28 millones de pesos. Claro que, estirando el chicle, la gran mayoría de modelos y versiones ofertadas en este nivel, son de tracción simple y automáticos, con márgenes muy similares entre 5 o 7 plazas y motores diésel o bencineros. Naturalmente, la Trailblazer era la indicada.

Lo otro importante de mencionar es su precio, ya que Trailblazer arriba en una sola versión, tope de gama (LTZ 2.8 Duramax 4WD) a un jugoso precio de $21.990.000, lo que inmediatamente la pone en ventaja frente a Fortuner o Montero Sport, considerando que ambos dos modelos, se equivalen en equipamiento y prestaciones, bien pasados los 25 millones de pesos. Y esta estrategia, si bien tiene algunos sacrificios (el sunroof o el portalón eléctrico como únicas observaciones considerables), es para acercarse al precio de la extinta Captiva LTZ, uno de los caballos de batalla de Chevrolet y que cuya versión tope de línea, en los 21.5 millones de pesos, hacia buena parte de las ventas del modelo, sin olvidar que muchos clientes de Captiva, le fueron fieles al modelo, renovándolo facelift tras facelift.

Dimensiones

Parecida pero no igual a Colorado, la Trailblazer es medio metro más corta, 12 cms más alta y cuenta con 25 cms menos entre ejes. Por otro lado, tiene ángulos de ataque y de salida más agresivos, de 30º adelante y 25º atrás, sin olvidar un despeje elevado desde 213 a 229 mm.

Sus medidas principales son de 4.878 mm de largo, 1.902 mm de ancho, 1.911 mm de alto y 2.845 mm entre ejes, cifras que la ponen sobre su competencia ya mencionada.

Finalmente, su maletero cuenta con 205 litros de capacidad por detrás de la tercera fila y 554 litros por detrás de la segunda, nada del otro mundo, pero hay que considerar que bajo el piso se esconden dos asientos y que la medida contempla lo que queda bajo el cubre equipaje. Y ya que hablamos de este elemento, cuando uses la tercera corrida de asientos, puedes guardarlo en la parte trasera, en un compartimiento destinado para ello.

Equipamiento

Similar a la Colorado LTZ High Country, Trailblazer se luce con un sistema multimedia MyLink de 8 pulgadas, con soporte para Apple CarPlay y Android Auto, pero también con GPS que tiene cargados los mapas de casi todo Sudamérica (exceptuando Bolivia), además de comandos por voz, volante de cuero multifunción, control crucero, climatizador automático con regulación de aire acondicionado para las plazas traseras (y la última corrida), completo computador a bordo, encendido remoto de motor con activación automática de climatizador, alzavidrios eléctricos one-touch para todas las plazas, espejos de ajuste y plegado eléctrico, asiento del conductor eléctrico, tomacorrientes auxiliares, espejo central fotosensible y tapiz de cuero en color café, aparte de compartimientos portaobjetos y apoyabrazos para la primera y segunda plaza. En la tercera plaza hay posavasos y bandejas para objetos menores.

En cuanto a seguridad, Trailblazer equipa frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas con ABS y EBD, sensores de estacionamiento, cámara de retroceso, 6 Airbags (incluyendo de cortina completa para tercera fila), alerta de colisión frontal, alerta de cambio de carril, cinturones de 3 puntas en todas las plazas, 3 anclajes ISOFIX (segunda corrida completa), control de tracción y estabilidad, Hill Holder, control de velocidad en descenso, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, aparte de defensas en la zona baja del motor.

Exterior

Versus sus rivales, probablemente es la menos audaz en diseño, optando por formas más robustas y que se inspiran bastante en la Colorado, como su frontal de rejilla doble con marco cromado, algunas soluciones menores en aerodinámica y sus focos asimétricos. Un capot alto y pasos de rueda más abultados le hacen ganar muscularidad. Finalmente, en la parte trasera destaca su pilar D completamente negro (para dar la ilusión de una zona vidriada extendida y como el techo se extiende hacia el final del portalón, para caer casi recto en la zaga, lo que deja entrever su clara vocación utilitaria.

Detalles estéticos importantes los encontramos en sus focos LED de marcha diurna y en la zona posterior, sus grandes llantas bicolor de 18", la parrilla superior, sus neblineros y pisaderas laterales, aparte de algunos acentos cromados.

Interior

Dos cosas relevantes, lo primero, es que la consola se saca directamente de Colorado, la cual tiene muchas influencias de la SIlverado y que, aunque su materialidad no es excelente, si tiene un buen diseño, un buen armado y con una calidad percibida sobre la media, gracias al uso de acentos satinados y de superficies suaves al tacto o con costuras a la vista.

Lo segundo es destacar la notable habitabilidad de la tercera fila, de fácil acceso y donde pudimos comprobar por nosotros mismos, que dos adultos pueden ir tranquilamente sentados, quizás sin el confort de las plazas delanteras, pero bastante mejor que en muchos otros modelos. 

Los asientos eso si se quedan un poco al debe en general, con poco soporte lateral en todas las plazas.

Mecánica

Tal cual como Colorado, Trailblazer emplea un bloque Duramax de 2.8 litros Turbodiésel, desarrollado por VM Motori e Isuzu, el que eroga 200 caballos de fuerza y 500 Nm de par, asociado a una correcta caja de cambios automática de 6 velocidades con modo manual y con una gestión electrónica bastante inteligente, que detecta pendientes y acompaña al motor según la demanda. El sistema de tracción a las cuatro ruedas tiene un selector electrónico, con modo 2H, 4H y 4L. El consumo promedio de este motor se acerca a los 10,8 km/l.

Se mantiene la dirección de asistencia eléctrica, cambia el esquema de suspensión trasero a un sistema independiente con espirales que le da mayor aplomo y se suma un sistema CPA (Centrifugal Pendulum Absorber) en la sección del convertidor de par, que permite estabilizar las vibraciones del tren motriz, tan típicas de un motor diésel, contribuyendo a su ya muy bien logrado confort de marcha, sorprendentemente bien insonorizado. Algo que también nos sorprendió es su tenida de ruta, donde si bien, hay algo de aspereza (por su condición clásica de carrocería sobre chasis) el rólido es bastante controlado, tanto lateralmente como en sus polos, lo que mejora la tracción y el agarre en curvas. Además, el recorrido de la suspensión es mucho más que suficiente para enfrentar cualquier tipo de desnivel en la ruta, permitiéndole llegar tranquilamente a lugares donde no nos atreveríamos jamás con una Equinox.

Resumen

Considerando un estimado de ventas por 200 unidades en el segmento, Trailblazer apunta a robarse 40 de ellas mensualmente. No habrá más versiones ni motorizaciones, puesto que, si buscas una opción de 5 plazas y de vocación más urbana, con motor Turbo, bencinero y tracción AWD, está disponible Equinox.

Por ahora Trailblazer llega como un producto muy sólido, al que le sacamos el jugo por las hermosas rutas interiores de Chiloé entre Castro y Cucao, donde pudimos constatar que cuando GM y Chevrolet quieren, pueden y que tanto las SUV como las camionetas, siguen siendo la especialidad de la casa.

Galería Chevrolet Trailblazer 2018

Chevrolet Trailblazer 2018 - Lanzamiento en Chile

1 de 7

¿Qué opinas? Cuéntanos