Renault Mégane RS Trophy, ahora con 300 Hp
25/07/2018 Novedades

Renault Mégane RS Trophy, ahora con 300 Hp

La división Renault Sport nos presenta la variante mejorada del Megane RS

La variante más agresiva del Mégane se hace presente en Nürburgring tras sufrir una rigurosa dieta, y no estamos hablando de la variante RS que fue presentada en Frankfurt 2017, sino que de la esperada versión RS Trophy, la más picante de todas.

Esta variante presenta una serie de cambios, tanto por la parte estética como mecánica, en donde lo primero que podemos observar es la inclusión de un kit de carrocería más aerodinámico y deportivo, además de incluir un llamativo color amarillo perlado (Sirius) que caracteriza a la división de automovilismo de la marca francesa.

Esta versión está equipada con un propulsor de 1.8 litros turbo, con inyección directa, que está asociado a una caja manual de seis velocidades o una automática EDC. Gracias a cambios en admisión y escape y una nueva electrónica, se logró aumentar la potencia de 280 a 300 caballos de fuerza, ofreciendo un par de 420 Nm. También se adicionó un sistema de escape con válvula, que podrá regular y modificar el sonido.

El sistema de amortiguación ahora está dotado de topes hidráulicos de compresión y es ligeramente más rígido. Además de eso se incluyó un diferencial de deslizamiento que lo ayudará a plantarse mejor en el asfalto. También se incorpora el sistema 4Control, tecnología usada en la variante RS del Megane, la cual ayuda a obtener mayor estabilidad en el vehículo al momento de doblar, no importando si éste se conduce a altas o bajas velocidades.

Para esta variante, Renault incorporó llantas deportivas de 19 pulgadas, frenos de disco de aluminio y neumáticos Bridgestone Potenza S001 de altas prestaciones, pero esto es sólo durante el presente año, puesto que en 2019 se pretende hacer el vehículo más ligero, con la inclusión de neumáticos Fuji Light, que lo harán perder 8 kilos más.

En el interior observamos unos asientos deportivos Recaro tapizados en Alcántara, que ofrecen una mejor sujeción, carcasa más rígida y reposacabezas integrado, además de permitirle al conductor gozar de una posición de manejo más baja, en donde resaltan insertos en color rojo en todo el habitáculo para enaltecer ese carácter deportivo del vehículo.

Por ahora seguimos esperando el arribo del Mégane RS al mercado nacional, para luego, después de unos meses, ser seguido del RS Trophy. Al menos eso es lo que creemos de acuerdo a la historia.

¿Qué opinas? Cuéntanos