Lancia Delta resucita al estilo Singer
6/09/2018 Novedades

Lancia Delta resucita al estilo Singer

Eugenio Amos cumple el sueño de muchos, traer de regreso al Lancia Delta, aunque reimaginado y mejorado.

Eugenio Amos es un hombre de fortuna, incluso a sus cortos 32 años. Piloto de la categoría Lamborghini Super Trofeo, competidor del Dakar y de otras categorías, el hombre algo sabe de autos. Su padre fue dueño de una empresa de herramientas, la cual surtía a Ferrari, así como otros fabricantes y equipos de competencia. Y al hombre, también le gustaban los autos, así que tiene a quien salir.

Si a ti te preguntan ¿cuál fue el auto que desató tu pasión por los autos? ¿qué responderías? Sabemos que tienes uno en mente. Yo también tengo uno. El de Eugenio fue un Lancia Delta, específicamente uno de los últimos HF Integrale, el Evoluzione Martini Edition 6 de 1992, un auto fabricado para conmemorar 6 títulos de constructores consecutivos en el Rally, que como sabemos fue el lugar donde este hatchback se transformó en una leyenda. Su padre compró uno similar, un Giallo Ginestra Evo 2 y bueno, el resto es historia.

Hoy Amos es fundador de Automobili Amos, un pequeño taller boutique que tiene como sede su propio garage (donde guardia algunos exclusivos autos como un Mercedes Benz CLK GTR o un exclusivo Ferrari F40 en color Verde Abetone) donde se gestó la idea de crear una reedición especial del Lancia Delta, muy en el estilo de Singer, la afamada empresa que restaura de manera moderna Porsches clásicos.

 

 

El Delta Futurista toma como base un Delta Integrale 16v estándar, pero Amos sostiene que se han modificado más de 1000 piezas individuales para acercarse a su visión. El concepto es tomar al Delta y resto-modificar detalles, todo respetando colores, materiales y guiños a Lancia, pero también con su propio toque personal. Por ejemplo, si lo vemos de frente, sabemos que es un Delta, pero el frontal esta hecho completamente en una pieza de fibra de carbono, asemejándose estéticamente al frontal del Lancia Beta. Los focos ahora emplean tecnología LED y le aportan un look más futurista al modelo. La parte baja del parachoques tiene una toma de aire bastante más grande que la del original, flanqueada por dos focos LED que hacen de neblineros.

El capot mantiene su forma, pero presenta respiraderos reacondicionados en fibra de carbono, que contrastan con el color verde oscuro (Verde Brinzio) de la carrocería -el color favorito de Amos.

De perfil vemos que las puertas traseras han sido suprimidas, haciendo al Delta un hatchback de 3 puertas, configuración que solo vimos en el S4 del Grupo B y después en el Delta de segunda generación, específicamente en su variante HPE. Los pasos de rueda están ligeramente ensanchados y se funden naturalmente con las líneas del frontal y de la zona posterior. Hermosas llantas negras imitan aquellas que se usaban en el mundial, pero de un diámetro mayor.

Hacia la zaga, nuevos focos, muy similares a los antiguos, emplean tecnología LED y se funden orgánicamente con los pasos de rueda, al igual que el parachoques inferior, con un discreto difusor.

El interior toma el diseño base del Delta, pero con detalles inspirados en el Delta S4 de homologación (el de calle). Esto significa que nos encontramos con mucha Alcántara en color café, que contrasta con los paneles negros. Se ven algunos botones modernos y el clásico clúster del Delta Integrale, con muchos relojes, en tipografías color amarillo y que también llevan la insignia de Automobili Amos. Como lujito, el volante de tres radios es muy austero, pero cuenta con 4 botones, 2 por brazo, donde uno de ellos, con el icono de las luces altas, lleva el nombre de "Levati" que en italiano sería algo como "¡Sale de mi camino!".

Otros detalles únicos, son su carrocería de aluminio hecha 100% a mano (pesa cerca de 1250 kilos) y las insignias exteriores de Automobili Amos, hechas de metal y pintadas a mano por la misma empresa que le hacia las insignias a Ferrari, en las épocas de Enzo.

No más de 15-20 unidades se dice que se fabricarán de esta obra de arte, propulsada por un motor de 330 Hp, del cual no se ha dicho nada sobre su preparación. ¿Su precio? Desorbitante, cercano a los 350 mil dólares, aunque Eugenio Amos no creó este auto como negocio ni como supercar, más que como una obra de arte, un tributo personal y una declaración de principios, algo que te quedará muy claro cuando veas el video a continuación. 

Don Euge, si nos llega a leer, hacemos un salud en su nombre.

The Lancia Delta Futurista by Automobili Amos

¿Qué opinas? Cuéntanos