Mercedes-Benz Clase C 2019 se actualiza
28/09/2018 Lanzamientos

Mercedes-Benz Clase C 2019 se actualiza

La marca de Stuttgart lanza en Chile un restyling de mitad de vida de la cuarta generación, la que incorpora un rediseño exterior e interior, mejoras en los motores y más tecnología.

Hablar de la Clase C de Mercedes-Benz es hablar del modelo más importante para el fabricante alemán. Heredero del mítico 190, la Clase C se ha convertido en el auto más vendido de la marca desde su lanzamiento en 1993, con más de 10 millones de unidades comercializadas en todo el mundo, incluyendo sobre 400 mil sólo el año pasado.

Para Kaufmann, el importador de la marca en Chile, la Clase C también es un modelo emblemático, representando alrededor de un 20% de sus ventas anuales. Es por eso que recibe con tantas expectativas la renovación de esta actual generación, que fue presentada en el último Salón de Ginebra.

Vale decir que la cuarta generación del modelo se lanzó al mercado en 2014, por lo que ya lleva cuatro años a la venta. Este restyling no sólo moderniza su look exterior e interior, sino que añade tecnología proveniente de sus hermanos mayores, y mejora los motores disponibles en la gama.

Esta seguirá estando compuesta por 15 versiones, siete de ellas con carrocería sedán, cinco coupés y sólo dos cabrios. La variante Estate o familiar sólo estará disponible a pedido. Los precios irán desde los $22.990.000 (C180 sedán) a los US$120.000 (C63 S AMG Cabrio).

Nuevo look

Los cambios estéticos de la nueva Clase C no son profundos, pero se nota un upgrade en todas las líneas. Nuevos son los parachoques, con sus tomas de aire y difusores, mientras que se modifican los focos para incorporar tecnología LED de serie (como opción están los focos Multibeam LED con sus 84 diodios luminosos adaptables).

Llantas entre 17 y 20 pulgadas con nuevo diseño modernizan la silueta, mientras que en la zaga se reemplazan los focos, parachoques (ahora con un difusor más grande y ancho) y salidas de escape.

Respecto de las máscaras, las versiones AMG Line incorporan una parrilla diamantada que antes estaba disponible sólo en el C43 AMG, mientras que éste recibe el frontal que antes tenía en C63, que ahora muestra la misma parrilla del AMG GT.

En el habitáculo los cambios se notan más en las versiones más caras. Por ejemplo, desde el C300 hacia arriba tendrán una pantalla central táctil de 10,2”, la que por ahora y hasta fin de año estará también disponible en las variantes más bajas (luego se achicaría a 7”).

En la zona de los marcadores, se mantienen los relojes análogos, pero se mejora sustantivamente el display digital central, que ahora es más grande (5,5”) y con mejor resolución. Las versiones AMG contarán de serie con un cuadro de instrumentos digital completo de 12,3”, opcional en los modelos no AMG.

 

Debuta un nuevo volante multifunción de tres radios que incluye touchpad en ambos lados, y el sistema de infoentretenimiento fue mejorado sobre todo en su interfaz, aunque por ahora no debuta el sistema MBUX que ya está disponible en la nueva Clase A.

En cuanto a equipamiento, se incorpora de serie el sistema Collision Prevention Assist Plus (detector de colisión frontal que incluye a peatones, bicicletas y animales, con freno de emergencia), así como el Park Tronic (sistema de asistencia al estacionamiento) y el PreSafe Sound (que neutraliza para los oídos el sonido que se produce en una colisión).

Los motores también mejoran

Bajo en capó, el Clase C se ofrecerá con siete opciones de motor, uno de ellos totalmente nuevo (2.0 GDi para el C220d) y otros dos con sistema de hibridación denominado EQ Boost, una función de apoyo al motor convencional proveniente de un generador eléctrico, que genera una potencia adicional de 10 kW (14 Hp) y 160 Nm de torque.

Esta potencia extra se presenta a bajas revoluciones, hasta que el turbocompresor haya alcanzado su presión máxima de sobrealimentación, y también permite alcanzar de manera rápida el número de revoluciones deseado durante los procesos de cambio de marcha, acortando la duración de los cambios de relación de la caja automática. Al decelerar, el alternador arrancador recupera energía cinética para recargar la batería.

El C180 de entrada se ofrecerá sólo con carrocería sedán y paquete de acabados Avantgarde, manteniendo el bloque de cuatro cilindros 1.6 Turbo actual, que eroga 156 caballos de potencia y 250 Nm de par, asociado a una caja automática de 9 velocidades.

Entre su equipamiento destacado incluye siete airbags, freno de estacionamiento eléctrico, tapiz símil cuero, levas de cambio en el volante, luces LED, techo panorámico corredizo, climatizador bizona, sensor con cámara de retroceso y llantas aro 17.

La versión C200, en tanto, disponible con los tres tipos de carrocería y el acabado AMG Line, utilizará un nuevo 1.5 Turbo de cuatro cilindros, que eroga 184 Hp y 280 Nm de par, aunque incluye el sistema EQ Boost con su energía adicional de 14 Hp y 160 Nm. Asociado a una caja automática de nueve marchas, el C200 acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos.

 

En cuanto a equipamiento, incluye como destacado un sistema multimedia Soundsystem, con conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, y el Dynamic Select con cinco modos de conducción.

El nuevo motor diésel del C220d debutó en la nueva Clase E. Se trata de un dos litros turbo, que eroga 194 caballos de fuerza y 400 Nm de par, disponibles entre los 1.600 y 2.800 rpm, y que está asociado a la misma caja automática de nueva marchas. Con este tren motriz, la Clase C homologa 21,6 km/litro en ciclo mixto.

Finalmente está el C300, disponible en versiones sedán y coupé y con look AMG, monta un fantástico motor 2.0 litros turbo, asistido por el sistema EQ Boost. Eroga 258 caballos de fuerza y 370 Nm de par, aunque cuenta con 14 Hp y 160 Nm adicionales gracias al sistema eléctrico.

Por el lado de los AMG, la gama parte con el C43 AMG, que se ofrece con los tres tipos de carrocería y que cuenta con el nuevo motor de seis cilindros 3.0 litros biturbo, que eroga 390 Hp y 520 Nm de par.

Como novedad está asociado a una caja Speedshift de 9 velocidades y está disponible con sistema 4Matic, fue modificado para ofrecer un reparto de par más deportivo, con 31% en el eje delantero y 69% en el posterior.

Con este paquete, el C43 AMG acelera de 0 a 100 km/h en 4,7 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 250 km/h.

 

Las joyas de la corona son los C63 y C63 S AMG, ambos con el motor V8 4.0 litros biturbo, que en el primer caso eroga 476 Hp y 650 Nm de par, mientras que el segundo sube a 510 caballos de fuerza y 700 Nm. Ambos se asocian a una caja Speedshift de nueve marchas, que manda el par al eje posterior.

Kaufmann estima vender unas 600 unidades anuales de su Clase C, con 100 de ellas de alguno de sus modelos AMG. Como siempre, el sedán seguirá siendo el favorito, con seis de cada 10 elecciones.

¿Qué opinas? Cuéntanos