Lanzamientos

Volvo XC60 estrena una versión Plug-In Hybrid con más de 400 hp

Con este SUV ya son tres los autos híbridos enchufables en la gama.

Volvo XC60 estrena una versión Plug-In Hybrid con más de 400 hp

Volvo se ha propuesto que en 2025 la mitad de los autos que vendan sean eléctricos y para llegar a eso están ocupándose de electrificar a toda su gama de vehículos. Por lo mismo, hoy se presentó la versión Twin Engine T8 Plug-In Hybrid del XC60, en compañía del S90 con la misma motorización.

El XC60su es el SUV de tamaño medio de Volvo, por encima del XC40 y por debajo del XC90. Lleva motores que van desde los 190 Hp en el D4 hasta los 407 Hp, ahora que cuenta con esta nueva versión híbrida enchufable en lo más alto de la gama del modelo.

La planta motriz es la misma que ya conocimos en el lanzamiento del XC90 Twin Engine T8 el año pasado: un bloque de cuatro cilindros en línea, 2 litros con turboalimentación e inyección directa, que genera 320 Hp y 400 Nm de torque, tal cual como en la versión con el motor T6. La fuerza de este motor va exclusivamente a las ruedas delanteras por una caja automática de 8 velocidades.

En sintonía con ese motor a bencina trabaja el motor eléctrico trifásico que envía 87 Hp y 240 Nm a las ruedas traseras. Con este el XC60 es capaz de recorrer hasta 54 kilómetros en una carga completa sin necesidad de encender el motor de combustión interna. Ambos motores aliados pueden liberar 407 Hp y 640 Nm máximos.

Las baterías se pueden recargar con el mismo motor de 2 litros gracias a un generador que puede recuperar energía del motor. También puede funcionar a la inversa y entregar energía para ayudar a encender el motor o para mejorar la entrega de potencia.

Lógicamente, siendo un plug-in hybrid significa que puedes enchufarlo y cargar la batería sin necesidad de usar el motor a combustión. Este proceso toma entre 2 horas y media y 6 horas, según la red eléctrica que se use.

El sistema completo funciona de acuerdo a los modos de manejo que determinan el enfoque de la conducción entre mayor potencia o economía energética.

Hybrid es el modo por defecto cuando se enciende el auto. Este alterna el uso de ambos motores automáticamente según el estilo de conducción de cada momento.

Luego está el modo Pure, para lograr los 46.6 km/l que el T8 Plug-In Hybrid puede dar. El modo Power puede exprimir toda la potencia combinada de ambas fuentes energéticas para lograr una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.3 segundos. Y eso que pesa casi 2.2 toneladas.

El modo All Wheel Drive hace que ambos motores entreguen potencia para mejor adherencia al suelo en condiciones de manejo en lluvia, por ejemplo, así como lo hace el modo Off Road, que busca el correcto funcionamiento del sistema en terrenos más complicados por fuera de la carretera.

Estéticamente no hay diferencias con las demás versiones, aparte de la tapa del enchufe, similar a la del tanque de combustible. El equipamiento corresponde al acabado Inscription, que es el más contundente en este modelo.

Este lleva suspensión neumática, sistema de sonido Bowers & Wilkins de 1100 vatios, tapizado de cuero para el tablero y las puertas, asientos en cuero Nappa ventilado y molduras de madera en el interior y sistema de cámaras en 360°.

Todo esto tiene un precio de $56.990.000, que puede parecer caro, pero la verdad es que esta tecnología híbrida no está en sus competidores directos alemanes, como el Q5 de Audi o el BMW X3. Sólo se encuentra algo similar en el Lexus RX 450 H por cerca de 10 millones de pesos menos, pero con menor sofisticación tecnológica al interior, así como niveles de seguridad que, si bien son muy buenos, no equiparan a Volvo.

Joaquín Navarro recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos