Novedades

Trabajadores de Mercedes-Benz se van a paro al ser obligados a operar en cuarentena

Ante un caso confirmado, la filial española desoyó las advertencias y quiso seguir produciendo, pero los empleados se negaron.

Trabajadores de Mercedes-Benz se van a paro al ser obligados a operar en cuarentena

La pandemia del coronavirus está mostrando lo mejor y lo peor de las personas. Mientras por muchos lados vemos muestras increíbles de esfuerzo de parte de los trabajadores de la Salud y de mucha gente que está ocupándose de cuidar a los demás, por otro lado algunos empleadores no pueden mirar por fuera de sus ganancias y ponen en riesgo muchas vidas humanas.

El avance del COVID-19 está haciendo estragos en la industria, lo sabemos desde que paralizó la economía China desde hace algunas semanas y ahora lo vemos con el cierre de casi todas las fábricas en Europa. Una de las fábricas que no quiso cerrar, aún cuando hoy en día existe una crisis muy grave en esa región, es la planta de Mercedes-Benz en Vitoria, en la zona del país Vasco en España.

Allí, la gerencia obligó a que 5.000 trabajadores asistan a la fábrica, cuando no estaban dadas las condiciones mínimas de higiene y además se había reportado un caso positivo entre uno de los operarios, con otros 23 trabajadores en una cuarentena. Según los miembros del sindicato, los puestos de trabajo no respetaban la distancia mínima entre operarios de un metro y medio y había zonas comunes de la planta que no se estaban desinfectando. Como para caldear aún más la situación, el lunes la empresa comenzó a repartir mascarillas a todos los trabajadores pero sin ningún tipo de instrucciones y distinción, sin siquiera saber si eran efectivas, (las mascarillas son útiles para las personas enfermas y no tanto para las sanas) por lo que lo consideró como un despilfarro de un material que actualmente tiene faltantes en los centros de salud de ese país.

Ante esta situación, donde la empresa estaba poniendo en riesgo la salud de todo su personal, los trabajadores se rebelaron y organizaron una sentada al final de la línea de producción, para que la gerencia escuche los reclamos. Luego de reevaluar la situación, Mercedes-Benz España decidió suspender la producción a partir de ese mismo día. 

 

En esa fábrica, Mercedes-Benz produce la van Vito, junto a su versión eléctrica eVito.

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos