Tecnología

Diferencias entre Android Automotive y Android Auto

Este es el nuevo sistema operativo de Google, usado por marcas como Volvo y Polestar y que comenzaremos a ver también en otros autos. ¿Qué tan bueno es que Google quiera ser nuestro copiloto? Te contamos...

Diferencias entre Android Automotive y Android Auto

El año 2017, Google hizo vocal su asociación con Volvo para comenzar a integrar Android en sus autos. Sin embargo, esto no tiene que ver con Android Auto, que es la interfaz que permite llevar algunas funciones de nuestro smartphone a la pantalla de nuestro auto de una manera más ergonómica y funcional de lo que sería simplemente clonar la pantalla de nuestro teléfono (Mirrorlink).

Lo que Google quiere, es instalar directamente y de manera nativa su propio sistema operativo en distintos autos, que este sea la base de los equipos de infoentretenimiento y que los fabricantes cuenten directamente con las ventajas de un sistema operativo basado en Android, sin que tu tengas que usar tu teléfono.

Tal como un telefono Samsung no se parece a un Huawei o a un Motorola, cada fabricante tendrá sus propios "skins" para que Android Automotive se asemeje al lenguaje de diseño gráfico de cada marca.

Estas ventajas significaran una integración mucho más potente entre el sistema de asistencias y sensores del auto y las herramientas de Android. Como este es un sistema de código abierto y opera técnicamente como lo haría un teléfono o una tablet, incluso podrías tener acceso a aplicaciones y herramientas desarrolladas específicamente para sacar el máximo partido de tu auto.

Por ejemplo, en el caso de Polestar o de Volvo, el sistema podrá asociarse con Google Maps de manera directa y mejorar la experiencia de navegación usando los sensores y cámaras del auto, así como sincronizarse con funciones remotas que puedan ser operables desde tu teléfono, incluyendo el estado de la batería, cerrar las puertas, activar el climatizador, etc.

Tener a Google de amigo es un arma de doble filo

Claro que el negocio de Google, como el de cualquier empresa de tecnología, está en los datos que puede obtener de este ejercicio. Por lo mismo, Android de seguro podrá monitorear y aprender todo sobre nuestro estilo de manejo, sobre como interactuamos con el auto y las actividades que realizamos, así como el uso que hacemos de distintas aplicaciones. Créeme que van a sacar ventaja de aquello para poder instalarse en la era de los vehículos autónomos con mayor protagonismo, incluso por sobre otros desarrolladores y por sobre las mismas marcas de auto, quienes también verán como Google se lleva parte de su información. Por lo mismo no todas las marcas han querido subirse a este carro.

Convengamos que Waze o Google Maps son mejores que cualquier sistema de GPS integrado en un auto.

Sacar ventaja para la era autónoma

Con la llegada de los autos eléctricos, los autos cada vez están mucho más cercanos en su arquitectura a un dispositivo móvil que a una máquina, lo que facilita enormemente la implementación de sistemas como Android, puesto que finalmente todo será computarizado, desde la administración de energía hasta los sistemas de manejo, en el momento que los pedales, la transmisión y la dirección sean robotizados o funcionen con sistemas by-wire.

Al final del día, solo te bastará tener un plan de datos asociado a tu auto para que este pase a ser un gadget más. Sus beneficios quedan a la vista, pero, por otro lado, será otra delicada instancia en que le damos más poder a las computadoras sobre nuestras vidas, tal como los algoritmos en redes sociales saben todo sobre nosotros.

Los pioneros

El primer auto en equipar una versión de Android Automotive (basada en Android 10) es el Polestar 2, modelo que eventualmente será seguido por el Volvo XC40 Recharge y el Polestar Precept, modelos que son parte del grupo sueco, hoy en propiedad de Geely.

Sin embargo, Volvo y Polestar no serán los únicos. El grupo PSA también quiere un poco de la magia de Google, confirmando que sus modelos, a partir del 2023, contarán con sistema operativo Android Automotive. Lo mismo General Motors, para algunas de sus marcas como Chevrolet o Cadillac.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas