JAC S1 2018 se pone a la venta
12/05/2018 Lanzamientos

JAC S1 2018 se pone a la venta

El compacto JAC S1 toma la posta del JAC J2 como el nuevo modelo de entrada en la marca china. Si bien es un citycar, mira hacia sus hermanos mayores con un look de crossover para tentar a más usuarios.

Después de la renovación del Refine y la llegada del Grand S3, JAC incursiona en un segmento de entrada, con el JAC S1, retomando un espacio que había sido abandonado por el J2, pero ahora con algunos tintes de crossover, como es su despeje, su frontal inspirado en los S2 y S3, las barras en el techo y la rueda de repuesto en el portalón posterior. Por lo mismo, han querido llamar a este formato, un "CityCross".

Concebido en los Centros de Diseño de JAC en Turín, el S1 toma como base la plataforma del ya desaparecido J2, pero bastante remozada. Esto lo podemos ver en su frontal, el cual lleva la máscara hexagonal que ya conocemos en el S2 y el S3, que le da un carácter mucho más robusto y que fácilmente asociamos a los crossover utilitarios de la marca. Tambien presenta focos LED de función diurna (versión Luxury), espejos con intermitentes, neblineros (versión Luxury), llantas bicolor de 15" y barras en el techo. Del J2 no queda prácticamente nada, salvo quizás el diseño de las puertas. 

Sobre sus dimensiones, el S1 cuenta con 1.570 mm de alto, 1.685 mm de ancho, 3.775 mm de largo, un despeje del suelo de 185 mm y una distancia entre ejes de 2.390 mm, así como un maletero de 170 litros, bastante compacto y que puede ganar en profundidad, si quitamos una bandeja porta objetos que hace de fondo. Podríamos decir que tiene más espacio que un Chevrolet Spark, pero no más que un Kia Morning.

En su interior, hay cosas positivas y cosas negativas. Lo que más nos gustó fue la sensación de materialidad, donde se percibe un gran esfuerzo en dotarle al S1, no solo de estilo, sino que, de algunos acabados más finos, incluyendo aireadores laminados en un material que se asemeja al metal (porque se percibe frio al tacto) bastante agradable y algunas zonas del torpedo tapizadas en EcoCuero para una sensación táctil más agradable. Los botones son grandes y nada te quedará fuera de la mano. En la versión Luxury, el volante cuenta con comandos para la radio y mejores acabados, así como una pantalla táctil para el sistema de audio que cuenta con Bluetooth y soporte multimedia, dos elementos que no comprende la radio del modelo Comfort. El apoyabrazos y la tapicería de EcoCuero tambien son propios de la versión más equipada. 

Cosas que no nos gustaron, tiene que ver con el armado y terminación de algunas piezas plasticas (algunos plasticos un poco filosos) y el clúster de instrumentos, de diseño poco cuidado y el cual cuenta con una singular característica que no hemos visto jamás en ningún auto: un tacómetro digital. Este se encuentra bajo el velocímetro (análogo) y flanqueado por dos pantallas LCD monocromáticas, de baja resolución con información adicional (consumo, temperatura). Lo lógico hubiese sido tener un tacómetro análogo y un velocímetro digital, o dos esferas tradicionales, pero bueno, no hay auto chino sin excentricidades. Lo segundo que no nos gustó mucho es que la palanca de cambios tiene las marchas muy juntas, por lo que es extremadamente fácil confundir la tercera con la quinta y la segunda con la cuarta.

En cuanto a equipamiento, el S1 presenta en todas sus versiones, doble Airbag, frenos ABS+EBD, anclajes ISOFIX, sensor de retroceso, inmovilizador de motor, llave con comando a distancia y cinturones de 3 puntas. Las versiones Luxury agregan un monitor de la presión de los neumáticos. Todos los modelos cuentan con alzavidrios eléctricos, espejos eléctricos (con defroster) y cierre centralizado, así como aire acondicionado. No debemos olvidar la rueda de repuesto, tipo "galleta" en la parte trasera, que va cubierta con una tapa que es algo mañosa de colocar correctamente, al menos para hacerlo uno solo.

De motor, el JAC S1 es motivado por un motor 1.3 VVT Green Jet de 99 Hp y 126 Nm, solo con transmisión manual de 5 velocidades. Este motor es una evolución del 1.3 que ya se empleaba en algunos modelos de JAC y contempla un block y culata de aluminio (que lo hace 1/3 más ligero que el 1.3 anterior), distribución por cadena y compresión de 10,5:1 (por lo que se recomienda bencina de 95 octanos o superior). Homologado para Euro V, presenta un consumo certificado de entre 11,8 km/l y 17 km/l, variable según su uso en ciudad o carretera. Presenta un manejo suave, correctamente insonorizado y adecuado para su tamaño, si bien no es un propulsor de personalidad agresiva. Lo que, si nos encantó, fue su radio de giro de 5.3 metros, el que pusimos a prueba en la ruta de manejo y que transforma al S1 en un auto muy ágil.

Galería JAC S1 2018

JAC S1 2018 - Lanzamiento en Chile

1 de 21

¿Qué opinas? Cuéntanos