Probando el Jaguar E-Pace 2018
3/07/2018 Reportes de Manejo

Probando el Jaguar E-Pace 2018

Nos fuimos de paseo junto a Jaguar y el E-Pace y nos encontramos con un crossover deportivo que es muy buen embajador de los valores que buscamos en la marca inglesa.

El camino hacia Pupuya, para los que han ido a esa zona costera, incluyendo Navidad o Matanzas, es bastante sinuoso y entretenido. Más de alguno debe haber añorado algún auto más entretenido o deportivo para realizar esa ruta. Afortunadamente nosotros tuvimos uno.

Lanzado en marzo de este año, el Jaguar E-Pace es el hermano pequeño del F-Pace, pero donde el F-Pace se muestra más cercano a los sedanes de la marca inglesa, el E-Pace toma sus influencias del F-Type, el deportivo roncador de la marca. Y aunque nosotros no tuvimos su particular sonido gutural, el E-Pace se mostró ágil e inagotable, haciendo gala de muchos de los valores que buscamos en un Jaguar. Parece ser que muchas veces nos "mal acostumbramos" al lujo alemán (algo que hemos dicho en otras ocasiones) y se nos olvida que hay muchas marcas que sorprenden, especialmente en autos que nos parecen un tanto genéricos, como es el nicho de los crossovers.

Resumen del E-Pace

Con 4.3 metros de largo, el E-Pace ofrece espacio para 5 y sus pertenencias, cortesía de un maletero de 577 litros de capacidad. Tres versiones se comercializan actualmente en Chile, el E-Pace S (USD $50.900) y el E-Pace R Design (USD $57.900) que son los caballos de batalla en la gama, impulsados por un motor Ingenium de 2 litros Turbo, con 249 caballos de fuerza y 365 Nm de par (entre 1.200 y 4.500 rpm), asociado a una caja automática de 9 velocidades. Aceleran de 0 a 100 km/h en siete segundos y homologan 12,9 km/litro en ciclo mixto. El tercero, el R Dynamic HSE Diésel (USD $64.900) con un propulsor Turbodiésel de 2 litros, 180 caballos de fuerza y 430 Nm de par, no participó de este paseo y por su posicionamiento tampoco es muy protagonista en el volumen de ventas del E-Pace.

Estilo

Los guiños al F-Type son aparentes, especialmente cuando ponemos a los dos SUV lado a lado. Los focos triangulares estilizados, la silueta tipo coupé del perfil, aunque más que una caída abrupta, hay un truco de diseño, que tiene que ver con la forma de cuña en la que rematan las ventanas y las marcadas caderas del E-Pace, al igual que los focos traseros delgados, todo, sin bajar mucho el techo, lo que ayuda a una buena habitabilidad, si bien entregando una sensación algo "claustrofóbica" en las plazas traseras. La caída del cristal trasero, el difusor trasero y los tubos dobles de escape completan el look agresivo, aunque sin sobreactuar mucho. Los Jaguar han sido siempre autos elegantes y aquí se mantiene esa sensación.

Interior

Detallar elementos en un auto de lujo puede ser algo reiterativo, pero llama la atención la materialidad y los elementos tecnológicos. La carta en Jaguar es la sobriedad, por lo mismo no veras más matices que negro y más negro, aparte de unas costuras blancas y detalles en metal. Muy llamativo, en especial para el segmento, es el diseño de toda la consola, estirada, casi recostada en diagonal, como si fuese un supercar. Esta todo orientado hacia al conductor y si, la manilla en D que rodea la palanca de cambios, así como la misma palanca mencionada, son elementos que vienen del F-Type.

Performance

Hay una palabra en ingles llamada "effortless", que significa fácil, natural, innato, sencillo, pero por sobre todo, sin esfuerzo. Esa es la sensación que nos entregó el E-Pace en carretera. Los 249 Hp del motor Ingenium se sienten como un poco más y cada vez que necesitas acelerar más, el auto simplemente se acomoda rápidamente y va, especialmente considerando lo bajo desde donde despega la línea de torque y lo correcta de su transmisión, la cual, sin ser de las mejores, se lleva relativamente bien con el motor. Poco rólido y una sensación de ligereza ayudan bastante a apuntar el auto de curva a curva, el cual extrañamente tiene buena comunicación sin sentirse muy áspero. Fácilmente podríamos decir que de los crossovers premium es el segundo más deportivo, dejándole claramente el primer puesto al Porsche Macan. Su tracción inteligente a las cuatro ruedas, su potencia decidida (sin ser explosiva) y su dirección precisa nos encantaron. Y si quieres un manejo flexible, bueno, siempre puedes sacarlo del modo Dynamic en su selector de modos de manejo o elegir el modelo S con ruedas más pequeñas.

¿Para quién es el E-Pace?

Tienes un Audi Q3, un Mercedes GLC y un BMW X3, los clásicos, que tienen que hacer de todo bien y cada uno con cierta distinta orientación. Después aparecen el Volvo XC40, el Range Rover Evoque, el Porsche Macan y el E-Pace. Las inclinaciones del Baby Jag van más cercanas a la deportividad, por lo que podríamos ponerlo sobre el Q3 y el X3 en dinamismo y abajo del Macan. Si quieres un crossover compacto, porque te gusta salir de paseo a lugares más allá de donde podría llevarte una carretera asfaltada, pero aun así quieres tener un manejo deportivo y entretenido, sin necesariamente aspirar a un Porsche, el Jaguar es una opción perfecta.

¿Qué opinas? Cuéntanos