10 cosas que debes saber del Audi e-tron 2020
28/09/2018 Investigación

10 cosas que debes saber del Audi e-tron 2020

Todo lo que hay que saber acerca del primer auto eléctrico de la firma de los cuatro aros

Luego de muchos teasers y presentaciones con camuflaje, por fin llegó la hora de conocer el primer auto eléctrico de Audi y que mejor escenario que la Ciudad de San Francisco, en California, un lugar que además de ser la casa de iconos como el Golden Gate, Alcatraz, así como la sobrevaloradísima Lombard Street, ya sabes esa calle serpenteante y floreada que sale en cualquier cantidad de películas, también es conocida por ser quizá, el centro de desarrollo tecnológico e innovación más importante del globo. No por nada en sus alrededores se encuentran la Universidad de Stanford o Sillicon Valley, hogar de las oficinas centrales para compañías como Apple, Google o Facebook, entre muchas otras.

Por si fuera poco, San Francisco es también punta de lanza a nivel mundial en la adopción de la movilidad eléctrica. Y bueno, sobra decir que con todo lo anterior, no existe mejor lugar para que Audi presentara no solo su primer auto eléctrico, sino todas las innovaciones en las que está trabajando para los próximos años.

Antes de la develación, pasamos toda la mañana en un foro denominado Tech Park, que Audi montó en el Bill Graham Auditorium, en donde se llevaron a cabo conversaciones con ingenieros para conocer a detalle las tecnologías que incorpora el e-tron, así como otras relacionadas con la infraestructura de recarga en Europa y EU o bien, el avance hacia la digitalización por parte de Audi.   

En el lugar también estaban exhibidos los prototipos; Aicon, que anticipa un transporte completamente autónomo y sin necesidad de intervención de un conductor, equipado con un avanzado asistente virtual e interconectado con otros vehículos, así como el PB18 e-tron, un estudio que adelanta lo que podría ser un sucesor del R8, que evidentemente ya sería eléctrico, de 680 hp o 775 en modo Boost y capaz de hacer el 0-100 km/h en 2.2 segundos.

Ya en camino a la presentación, los 1,600 invitados a tan importante acontecimiento, abordamos el San Francisco Belle, un pintoresco barco que alguna vez fue utilizado como Casino y que ahora se utiliza para eventos. Al llegar al lugar, nos esperaba un show de drones, que a manera de cierre, formaron el emblema de los cuatro aros y que estaba complementado por un espectáculo de luces sobre la construcción… Y así, por fin llegaba el momento de conocer el nuevo Audi e-tron 2020.¿Qué es?

El Audi e-tron 2020 es el primer auto 100% eléctrico de la marca y llegará a los mercados mundiales a partir del segundo cuarto del año que viene. Su nombre completo es Audi e-tron 55 quattro y para ahorrárnoslo, yo tampoco entiendo nada esa nueva nomenclatura numérica.

1. ¿Qué es?

Es una SUV que por dimensiones bien podríamos ubicar entre Q5 y Q7, incluso debido a sus formas deportivas, dramáticas y de tipo coupé, sería muy fácil definirla como una Q6. Sin embargo, por precio se posicionará entre Q7 y Q8.

Según Audi, el e-tron llega ahora (y no antes) debido a que no existían las condiciones de tecnología que les permitieran entregar un eléctrico al nivel de lo que esperarían los clientes de la marca. Es decir, para ellos no se trata de ofrecer un valor únicamente, ya sea una aceleración descomunal o un rango inmenso de conducción. Sino que el objetivo era entregar un producto perfectamente bien balanceado y que no demandara ningún sacrificio por parte de los consumidores.

Es así que, de acuerdo con la marca, el e-tron es el eléctrico más refinado y con mejor calidad de marcha que existe, con niveles de confort y aislamiento acústico que ningún competidor puede brindar. Todo lo anterior, sin dejar de entregar los niveles de autonomía y aceleración requeridos en el mercado premium.

2. Mecánica

Incorpora dos motores, el delantero es de 168 hp (181 en modo Boost), mientras que el de atrás es de 188 hp (221 en modo Boost), que trabajan en conjunto por medio de a una gestión electrónica para entregar siempre la mejor tracción posible bajo cualquier circunstancia. La potencia total del sistema entonces es de 355 hp y 560 Nm de torque (402 hp y 664 Nm en modo boost), con lo cual es capaz de hacer un 0 -100 km/h en 6.6 segundos, que pueden bajar hasta 5.7 segundos accionando el ya mencionado modo Boost.

3. Es un Audi, es quattro

El e-tron es como buen Audi que se precie de serlo, un vehículo de tracción a las cuatro ruedas, sin embargo aquí no existe una conexión mediante ejes y diferenciales entre los ejes. En su lugar, un sofisticado sistema, controla la cantidad de torque que cada eje e incluso, cada rueda envía al piso, siempre priorizando aquella que tenga mejor adherencia.

En condiciones normales hay más entrega de par al eje trasero, pero dependiendo de la necesidad, el sistema reduce o aumenta la cantidad de torque para garantizar niveles ideales de tracción sin importar la circunstancia.

Al no existir conexiones mecánicas, no hay perdidas por fricción, ni retardos en el funcionamiento, con lo cual, se trata de un sistema capaz de reaccionar más rápido en comparación con los modelos quattro de operación mecánica.

4. Regeneración de energía a otro nivel

El sistema de regeneración del Audi e-tron es quizá el más avanzado que existe en el mercado, tanto que prácticamente solo deja de regenerar bajo dos circunstancias, cuando el conductor está pisando a fondo el acelerador o cuando está haciendo lo mismo, pero con el pedal de freno. Por lo demás, el sistema evidentemente regenera al desacelerar y frenar, pero también lo hace mientras se está demandando potencia para circular. Es tan efectivo, que hasta un 30% de la autonomía que consigue es obtenida de esta manera.

Adicionalmente, el conductor cuenta con unas paletas de cambio que le permiten incrementar todavía más la capacidad de regeneración.

5. Innovador sistema de frenos

El sistema de frenos es By Wire, lo cual quiere decir que no hay conexión física entre la pinza de freno y el pedal. El sistema, al recibir los parámetros de distancia de recorrido del pedal y la presión ejercida por el conductor genera una resistencia simulada, para transmitir una sensación de frenada progresiva y firme al conductor.

Dichos parámetros del pedal son enviados a una unidad de procesamiento que los interpreta en relación de cuál es la demanda de freno requerida y los motores eléctricos entran en acción desacelerando el vehículo, al tiempo que regeneran energía.

Cuando la necesidad de frenado es mayor a la que los motores eléctricos son capaces de manejar, el sistema envía una señal al control de válvulas que hace entrar en acción a las pinzas de freno. Sin embargo, la frenada y regeneración desde los motores se mantiene activa en todo momento.

6. Plataforma

El Audi e-tron 2020 emplea la plataforma MLB del consorcio VW, por lo tanto comparte numerosos elementos mecánicos, del interior y de equipamiento con otros productos de la familia como A6, Q7 e incluso A4.

Lo anterior significa que componentes como suspensión o dirección son compartidos con el resto de sus hermanos, mientras que puertas adentro nos encontramos con una cabina muy familiar, como la que vimos por primera vez en el nuevo A8, A6, A7 y más recientemente en Q8.

 

Hay dos pantallas táctiles al centro del tablero y una más abajo en la consola central desde donde se controlan prácticamente todas las funciones del vehículo. Evidentemente, el Virtual Cockpit está presente, mientras que en cuanto a los materiales y acabados, son de primer nivel, muy en sintonía con lo que conocemos de los modelos de gama alta de la firma.

7. Batería

La batería de 95 kWh permite recorrer 400 kilómetros en condiciones de manejo real (eso dice Audi), va montada en el piso del vehículo y es de iones de litio

Fue desarrollada conjuntamente con LG y cuenta con 432 celdas agrupadas en 36 módulos que son monitoreados constantemente por una computadora. Para garantizar que siempre funcionen en un rango óptimo de temperatura, la gestión térmica es por fluido y para tales efectos, la marca ideó un complejo sistema de refrigeración que se asemeja a un radiador común, solamente que es extremadamente delgado y enfría los módulos de manera efectiva sin necesidad de hacer más grueso el paquete de baterías ni necesitar tampoco un sistema adicional al de refrigeración normal del auto, del cual se alimenta y que es básicamente igual al de cualquier auto común.

La carcasa de la batería también merece su propia mención, es una robusta estructura de varias capas hecha principalmente de aluminio que aprovecha el expertise de la marca con el chasis Audi Space Frame utilizado en el A8 que protege de manera individual a cada módulo para evitar daños.

8. Aerodinámica muy cuidada

Por su parte, la aerodinámica es sin duda uno de los factores que más ha tenido que cuidar la marca para lograr los niveles de eficiencia deseados, al ser una SUV, el arrastre es mayor en comparación con un sedán y aun considerando lo anterior, el coeficiente de penetración del e-tron es de 0.27, para conseguirlo, Audi ha utilizado algunos trucos, como un chasis completamente tapado en su parte inferior, incluidos los componentes de la suspensión, los perfiles son más sutiles en comparación con otros modelos de Audi, no hay espejos laterales, la parrilla es activa y el parabrisas es bastante más inclinado

La eficiencia aerodinámica, en conjunto con una construcción de primera y la sofisticada suspensión neumática le permiten a Audi asegurar que el e-tron es más silencioso y confortable que cualquier otro eléctrico del mercado, alcanzando niveles de aislamiento acústico que no se habían logrado hasta hoy.

9. Cámaras en lugar de espejos

Te decía que no hay espejos laterales, ya que éstos fueron reemplazados por unas cámaras de alta resolución, las bases en la que van montadas dichas cámara tienes un diseño como de ala, una gran ventaja desde el punto de vista aerodinámico, ya que elimina el arrastre, lo cual reduce sustancialmente no solo el ruido, sino también mejora la eficiencia. Audi asegura que dotar al e-tron con este equipamiento que por cierto es opcional, se traduce en una ganancia del 1% en cada carga.

 

Adentro hay unas pantallas OLED táctiles desde donde se visualiza la imagen del costado que está generando la cámara que reemplaza al retrovisor. La resolución es excelente y además cuenta con perspectiva especial para estacionamiento, así como otras funciones que se activan con la alarma de cambio de carril o con la luz direccional.

En algunos paises, es obligatorio llevar espejos fisicos, y en ellos, el e-tron tendrá que optar por soluciones convencionales (como por ejemplo, en México)

10. El primero de muchos eléctricos

El Audi e-tron 2020 es apenas el inicio de toda una nueva gama de vehículos electrificados que llegarán en los próximos años.  El plan de la firma de Ingosltadt es bastante ambicioso, ya que para 2025 lanzarán 20 nuevos productos, 10 de ellos serán de la familia Q, de los cuales 7 serán eléctricos, mismos a los que se sumarán otros tres para hacer una gama de 10 eléctricos en total.

El segundo modelo eléctrico llegará casi a finales del año proximo. Se trata del e-tron Sportback y estará fuertemente inspirado en el Concept Car del mismo nombre que debutó en el Auto Show de Shanghai 2018.

Por si fuera poco, en el corto plazo también llegará un deportivo que compartirá plataforma con el Porsche Taycan. Esta nueva arquitectura denominada PPE es completamente dedicada para vehículos de propulsión eléctrica, mientras que también se está desarrollando otra plataforma también dedicada pero con Volkswagen y de enfoque masivo cuyo nombre es MEB.

Bonus. Los precios.

Para que te hagas unia idea, en Estados Unidos, el Audi e-tron quattro costará entre 74,800 a 86,700 dólares.

¿Qué opinas? Cuéntanos