Lanzamientos

Suzuki XL7 regresa como la versión SUV de Ertiga

Tras dos generaciones y un largo periodo fuera de los concesionarios, el XL7 deja el congelador para volver a las filas de Suzuki, como una cruza entre un SUV y un MPV, con capacidad para siete pasajeros.

Suzuki XL7 regresa como la versión SUV de Ertiga

La fórmula de cruzar un MPV con un SUV no siempre ha sido la más popular, pero tiene algunos beneficios directos como es el espacio. Es lo que quiere intentar Suzuki en esta nueva encarnación del XL7, capitalizando en el look y la popularidad de los SUV, pero con el espacio y la mecánica de Ertiga, su vehículo familiar multipropósito.

XL7 nació como un SUV de tamaño completo basado en el Grand Vitara/Grand Nómade. Luego, el XL7 evolucionó a una plataforma de GM compartida con el Equinox, en los tiempos que Suzuki aún tenía alianzas con el grupo americano. Claro que el modelo no fue muy popular en los mercados donde tenía que ser exitoso y finalmente Suzuki lo descontinuó tras tres años, afectando a otros mercados donde si le estaba yendo bien, como Chile.

Así que desde el 2009 que no escuchamos del XL7, hasta hace poco, cuando fue presentado en Indonesia y en India, claro que en este último mercado se llama XL6, puesto que reemplaza la fila del medio por dos butacas independientes, aumentando el confort, pero disminuyendo en una plaza su capacidad para ocupantes.

¿Como transformar al Ertiga en un SUV?

Suzuki, para diferenciar al XL7 de Ertiga ha modificado el frontal y algunos detalles del aspecto exterior del modelo, pero también le ha dotado de una suspensión reforzada y más alta, la que le permite lograr un despeje de 200 mm al suelo, en lugar de los 180 mm del Ertiga. El parachoques frontal es más robusto y la parrilla es nueva, con el logo Suzuki en el centro, acompañado de dos líneas cromadas que se prolongan hacia los focos; de hecho, las luces LED de uso diurno son la prolongación de estas. El capot es ligeramente distinto y cuenta con dos decoraciones, una a cada costado, que son una cita al Vitara. En la parte trasera, el parachoques es distinto y parte del portalón lleva un acabado negro brillante. Como buen SUV, no faltan las molduras plásticas por todos lados, las barras en el techo o las llantas bicolor de 16". Solo faltó el techo de color negro, aunque sabemos que en Indonesia se vende con esa opción.

De dimensiones, el XL7 no cambia mucho versus el Ertiga. Lógicamente, se mantiene la distancia entre ejes de 2.740 mm, pero es más grande, con 4.450 mm de largo, 1.775 mm de ancho y 1.710 mm de alto. El maletero es de 153 litros con doble fondo, aunque puede aumentar a 550 litros con la tercera fila abatida y 803 litros si abatimos todas las filas. 

Interior espacioso y práctico

El interior, es exactamente el mismo de Ertiga, incluyendo la configuración horizontal, el marco grueso flotante para el sistema multimedia, los múltiples espacios porta-botellas, los asientos divisibles y el volante recortado. Suzuki distingue dos niveles de equipamiento, GL y GLX.

La versión GL incluye aire acondicionado con controles independientes para pasajeros, computador a bordo, espejos eléctricos, alzavidrios eléctricos (conductor con función Auto), sistema multimedia con pantalla táctil, USB, Bluetooth, Apple CarPlay y Android Auto, dos tomacorrientes de 12v, volante ajustable en altura con comandos de audio, entre lo principal.

El modelo GLX agrega climatizador automático, botón de encendido, espejos exteriores abatibles eléctricamente, asiento del piloto regulable en altura y bolsillo en el respaldo, apoyabrazos, comando de "manos libres" en el volante, una tercera toma de corriente de 12v para las últimas plazas, volante forrado en cuero y posavasos refrigerados delanteros. En el exterior, gana manillas cromadas y luces traseras LED.

Seguridad aun al debe

En cuanto a seguridad, lamentamos que tratándose de un auto familiar y sobre los 10 millones de pesos, el equipamiento siga siendo básico. El modelo GL solo lleva doble Airbag, frenos ABS+EBD y anclajes ISOFIX, al margen de que todos los asientos lleven cinturones de tres puntas. Se agrega sensor de retroceso.

El modelo GLX recién agrega ESP, dispositivo de seguridad crucial y que será obligatorio por ley en Chile. Cuando consultamos a Suzuki por esto, respondieron que cuando toque agregarlo para cumplir con la ley, lo agregarán, lo que por deducción implica que no eliminarán la versión GL luego de que la ley entre en vigencia. Esta versión también lleva cámara de retroceso. Las versiones GLX automáticas además agregan un asistente de salida en pendiente.

Mecánica y manejo

Todas las versiones mantienen la misma motorización de Ertiga, un motor 1.5 K15B de 103 Hp y 138 Nm de par, asociado a una caja manual de cinco velocidades o una automática de cuatro. Los consumos son casi los mismos, ambos promediando casi 16 km/l en ciclo mixto, según el 3CV.

Tras haber manejado el Ertiga, sabemos que es un modelo muy ágil y que se mueve muy bien en ciudad. Cargado completo, con siete ocupantes o con cinco y el maletero lleno hasta el techo, bueno... habría que ver.

Posicionamiento

Suzuki usó como benchmark, modelos de siete plazas como el Changan CX70, el Brilliance Konect, el Chery Tiggo 8 y Chevrolet Captiva, estirándose hacia el Nissan X-Trail de entrada con siete plazas. Extrañamente marginó al que podría ser su rival más directo, el Chevrolet Spin Activ, de look "crossover" aunque sin el despeje extra al suelo. Ante todos, es el que tiene mejor precio de mantención, mejor relación peso/potencia y mejor consumo, pero por otro lado, sabiendo que es un modelo mucho más pequeño y adaptado desde un MPV.

Jorge Beher recomienda