Test drive

Probamos la Mitsubishi Montero Sport 2021

Nos volvemos a encontrar con el Montero Sport de tercera generación, aunque ahora con motor diésel y luciendo un efectivo facelift que lo hace mucho más atractivo. El problema es que ya no es tan accesible como cuando debutó hace unos años.

Probamos la Mitsubishi Montero Sport 2021

En agosto de este año, Mitsubishi presentó el facelift de la tercera generación de la Montero Sport. Este rediseño ya había sido anunciado en Tailandia el año pasado y llega justo a tiempo, considerando que el segmento de los SUV de tres plazas se ha comenzado a mover. Estas mejoras, que son estéticas y tecnológicas, vienen con un importante punto a objetar: su elevado precio versus el precio que ofrecía.

Para conocer más de cerca los cambios de esta Montero Sport, nos hicimos de una unidad por una semana y revisamos sus nuevos atributos y funcionalidades.

Nuevo diseño

La Montero Sport siempre ha estado ligada a la plataforma de la L200 en todas sus generaciones y en esta no es la excepción. Así que no es casualidad que herede el diseño de su frontal, el cual es técnicamente el mismo que lleva el facelift de la L200. Con un capot más alto, focos en dos posiciones y la gráfica tipo "corchete" que representa el concepto "Dynamic Shield", la Montero Sport luce más moderna y robusta. Sabemos que el adjetivo "robusto" esta brutalmente manoseado por los departamentos de marketing en estos últimos años, pero por fortuna, en la Montero Sport, el concepto se traduce bien, especialmente por los elementos ya descritos, a los que podemos agregar un frontal más vertical y pasos de rueda mucho más marcados, que la hacen ver más imponente y autoritaria en la ruta.

Otros cambios los vemos en las llantas bicolor de 18" con nuevo diseño, las pisaderas, que son más altas para no dañarlas mucho cuando se atraviesa por lomos muy prominentes y los focos traseros, los cuales han sido el punto más polémico de esta generación, en especial por su alargado diseño. En este rediseño, estos ahora llevan tecnología LED y son un poco más cortos, para lucir más proporcionados a las otras piezas del auto.

Si me preguntan a mí, encuentro que el rediseño es efectivo y moderno, pero sabemos que esto es un punto muy subjetivo. Hay quienes preferirán el look más conservador de la Trailblazer o de Pilot, o la elegancia de la CX-9.

Dimensiones versus algunos de sus rivales

Algunas dimensiones han crecido, por los cambios que ha sufrido la camioneta en lo estético, principalmente el largo que se gana con los nuevos parachoques. 

  • Largo: 4,82 metros (+40 mm)
  • Ancho: 1,81 metros (se mantiene)
  • Alto: 1,83 (+35 mm)
  • Entre ejes: 2,8 metros (se mantiene)

Con respecto a sus rivales, la Honda Pilot sigue siendo un poco más ancha y más larga, aunque no más alta. Sus dimensiones entre ejes se asemejan, también en el rango de los 2,8 metros. Mazda tiene a la CX-9 pasadito los cinco metros de largo y con 2,9 metros entre ejes, aunque debemos decir que ambas son de chasis monocasco. La referencia más cercana es la Chevrolet Trailblazer, con 4,87 metros de largo y 2,84 metros entre ejes, pero con despeje y capacidades off-road más equiparables a las de Montero Sport.

El maletero de la Montero Sport solo ofrece 131 litros con las tres filas habilitadas, culpa de un portalón ligeramente menos vertical que el de la Traiblazer, que ofrece casi 200 litros. Con la tercera fila plegada, esta capacidad queda sobre los 670 litros, bastante más que la Trailblazer. Una lástima que el portalón, no sea eléctrico.

¿Qué cambió en el interior?

Mitsubishi mejoró algunos detalles en cuanto al diseño y los materiales, cosa de darle a la Montero Sport un aspecto más refinado. Esto se nota especialmente en la consola central:

  • Los aireadores ahora son parte de la misma moldura color piano black que rodea al climatizador y al cuadro de instrumentos.
  • El diseño "trenzado" de los plásticos color aluminio que enmarcan la consola central, fue reemplazado por un estilo más simple, pero incorporando acolchados de cuero con costuras visibles a la altura de los muslos.
  • Esto último, hace eco del rediseño de las puertas, también con más acolchados suaves al tacto, costuras visibles y menos plástico.
  • El volante tiene un nuevo tapizado en cuero, aunque es el mismo. Incluye regulación en altura y profundidad. Eso sí, los comandos siguen siendo algo confusos, porque las funciones de los botones verticales se mezclan con algunas de las funciones de los botones superiores, agrupados de manera distinta.
  • Los plásticos siguen siendo duros y utilitarios, aunque de buen armado.
  • Se rediseña el comando del climatizador, ahora con una nueva pantalla, nuevas perillas y botones.
  • También se rediseña la palanca de cambios, el selector de tracción y el freno de estacionamiento eléctrico.

Ahora, lo más atractivo dentro de los cambios que recibe la Montero Sport tienen que ver con su nuevo sistema multimedia de fábrica. No es el más moderno (sigue teniendo una interfaz austera para lo que estamos acostumbrados) pero es infinitamente más moderno que lo que se equipaba anteriormente, además que tiene soporte para Apple CarPlay y Android Auto. Y claro, el nuevo cuadro de instrumentos digital, disponible en las versiones más equipadas, algo que no habíamos visto en ningún Mitsubishi. Este es muy completo y tiene distintos tipos de visualización.

El resto, con respecto al modelo anterior, se mantiene, incluyendo su excelente postura de manejo y su no tan excelente visibilidad posterior... por suerte tenemos cámara en 360 grados y sensores.

Las plazas traseras

Estas son cómodas y ofrecen espacio para tres personas:

  • La banca es algo plana, pero nada que justifique quejarse.
  • Hay buen espacio, tanto para piernas como cabeza.
  • Tiene dos puertos USB y un tomacorrientes de 220v.
  • En el techo, junto al plafón de luces están los comandos del climatizador para las plazas traseras... que más que climatización es para regular el caudal de aire.
  • Tiene muchas manillas de donde sostenerse, tanto en las puertas, como en el techo y los pilares.
  • Tiene dos anclajes ISOFIX.
  • Tiene apoyabrazos con dos posavasos integrados.
  • Los respaldos son regulables.

Las plazas de más atrás

  • Tienen posavasos y un enchufe de 12v
  • También son reclinables y recomiendo dejarlas reclinadas, porque el espacio que se gana en el maletero, es insignificante al lado de las ventajas que ofrece en confort.
  • La postura es cómoda, por el diseño inclinado del cojín. Y si ajustas los respaldos delanteros, puedes viajar con más holgura. Un adulto (no muy grande) perfectamente podría usar estas plazas.

Equipamiento

El equipamiento de la Montero Sport es muy abundante. Sin embargo, el problema con aquello es que es abundante solo en la versión Limited. Considerando su alto precio en las versiones bajas, la verdad es que uno de los problemas más grandes con la Montero Sport es su configuración en el mercado nacional y la fuerte alza de precios que ha tenido con respecto a cuando debutó el 2016.

Además, es imperdonable que solo cuente con tres airbags de serie, siendo un auto de tres filas de asientos y que su valor parte en los 25 millones de pesos. Y considerando el escándalo por seguridad que Mitsubishi sufrió hace un tiempo atrás con la L200, no es la mejor manera de demostrar que se han replanteado el tema.

Evaluar un auto tope de gama es sencillo, porque viene con todo el equipamiento disponible. De hecho, la Montero Sport no solo cuenta con siete airbags, ESP y TCS en su versión más alta, sino que además viene con monitor de punto ciego, sistema de frenado automático/aceleración involuntaria y control crucero adaptativo. Todo esto le ayudó a sacar cinco estrellas de NCAP, pero repetimos, solo en la versión Limited.

Por el precio, si echamos de menos un sunroof panorámico y un portalón eléctrico. La versión Limited también suma tapiz de ecocuero, neblineros LED y sensores de luz y lluvia. El sistema multimedia y el cuadro de instrumentos digital, así como el control de descenso, ya vienen desde las versiones automáticas intermedias. Los modelos con transmisión manual son más básicos.

Motor y manejo

Como ya mencionamos en nuestra nota de lanzamiento, se suprime la opción V6 de la gama. Era un motor gastador, de poco torque (279 Nm) e irrelevante en el segmento, puesto que la mayoría prefiere propulsores turbodiésel, incluyendo sus competidores.

  • 2.4 DOHC MIVEC Common Rail TDI Euro V
  • 178 Hp (@ 3.500 RPM)
  • 430 Nm (@ 2.500 RPM)
  • Selector electrónico para los modelos equipados con sistema 4x4 (Super Select 4WD II)
  • Transmisión manual de seis velocidades o automática de ocho velocidades

Y con el 2.4 Turbodiésel, la Montero Sport es otro auto al lado del motor V6, excesivamente suave. Además, este motor se lleva de maravillas con la caja automática de ocho velocidades, la cual ayuda a domar la entrega de torque que en los motores turbodiésel, siempre es un poco bruta. Esto también le entrega algunos "pasos" extra donde prefijarse según las condiciones de manejo para no ahogarse en marchas muy largas.

Con respecto al modelo anterior, no se si Mitsubishi habrá recalibrado la suspensión, pero me pareció que, en este facelift, la Montero rola menos de lado a lado, la percibí más contenida. Eso sí, se mantiene el tacto ligeramente flotante del tren delantero; para sentir la dirección en las curvas hay que esperar a que el auto se cargue de un lado o del otro.

Lo más importante de la Montero Sport, definitivamente es su sistema de tracción. Este, como ya muchos conocedores de la marca saben, tiene cuatro modos: 2H, 4H automático, 4H con bloqueo central y 4L con bloqueo central. Este último habilita cuatro modos de manejo (Tierra, Nieve/Barro, Arena, Roca), según las condiciones de la ruta y que le aportan muchísimo como herramienta de tracción. Y con el torque del motor 2.4, la verdad es que enfrentar cualquier camino, en las condiciones que sea, se hace muy sencillo.

El consumo homologado de la Montero Sport va entre los 9,3 km/l en ciudad y 14,1 km/l en carretera, siendo más económica que la Chevrolet Trailblazer. En carretera, puede dar más de 14 km/l pero en ciudad, estuvimos más cerca de los 8 km/l. Ojo si, que su consumo es similar al de la Mazda CX-9 con motor bencinero 2.5 Turbo, aunque claro, la CX-9, si bien es de tres corridas de asientos, es un modelo más elegante, con carrocería monocasco y menos indicado para el off-road.

Conclusiones

Montero Sport es un producto excepcional en muchas áreas. Primero, es bastante atractivo, si consideramos a la Chevrolet Trailblazer que es su principal rival, aunque claro, eso dependerá si te gusta un look más moderno o un look más tradicional. Pero al menos, el facelift le viene muy bien.

Lo segundo, es su habitabilidad, muy cómoda para siete ocupantes, correcta modularidad para acomodar la carga y las mejoras en el interior, hacen que sea un auto más grato.

Mención aparte, los cambios en tecnología, con el nuevo sistema multimedia y el cuadro de instrumentos digital, mejoras muy bien recibidas. Y el nivel de seguridad de la versión Limited es sobresaliente.

El motor y el sistema de tracción se mantienen igual de buenos y competentes, siendo una de las cartas principales de este auto.

Pero todo se diluye al ver cuánto ha subido en precio y las deficiencias en equipamiento de los modelos más básicos, que siguen siendo costosos. La Trailblazer se ofrece en una sola versión, cercana a los 25 millones de pesos, con buena parte del equipamiento y las asistencias que la Montero solo ofrece en el modelo Limited, que cuesta cerca de 32 millones de pesos.

Probamos el facelift del Mitsubishi Montero Sport 2021

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas