Vende tu auto
Test drive

Probando el MG ZX 2021

El MG ZX mantiene todo lo que nos gustaba del MG ZS y mejora por completo todos los puntos flacos que tenía el modelo, en especial con la llegada de la versión 1.3 Turbo.

Probando el MG ZX 2021

El MG ZX debutó en marzo de este año, tras algo de demora, comparado a su presentación en otros países de la región y a mercados internacionales, como Inglaterra. Sin embargo, en la era de las redes sociales, se corre la voz muy rápido y la expectación era alta. Así que apenas pudimos, nos hicimos con una unidad, posterior a su presentación, cosa de poder conocerlo un poco más en detalle y ver que es lo que cambia para bien y lo que no. Por fortuna, MG atendió muy bien los puntos flacos del ZS, por lo que este ZX va por buen camino en el segmento de los SUV-B.

MG ZX: dimensiones y diseño

  • Largo: 4,32 metros
  • Ancho: 1,8 metros
  • Alto: 1,65 metros
  • Entre ejes: 2,58 metros
  • Maletero: 448 litros, con doble fondo y rueda de repuesto temporal

El MG ZX no cambia mucho su tamaño versus el ZS normal, porque en efecto, son el mismo auto. Si, hay algunas mínimas diferencias, culpa de que los parachoques son nuevos y eso siempre hace ganar o perder algunos milímetros extra, al igual que la altura.

Ahora, el rediseño si bien no es radical, esta excelentemente bien ejecutado y creo yo, en mi opinión, que aporta muchísimo en entregarle una mirada más fresca y deportiva al ZX. ¿Por qué?

  • Primero, el diseño del frontal tiene menos elementos, luce más sobrio y eso ayuda a que se vea más contemporáneo.
  • Lo segundo, el parachoques ya no tiene tantos acentos plásticos y permite ver más del color de la carrocería, lo que suma al look.
  • Los focos tienen fondo oscuro y un nuevo diseño más suavizado.

Fuera de eso, los cambios, quedan a la vista, como la parrilla hexagonal, separada de los focos (y que se parece bastante a la del Ford Edge) y también los nuevos focos traseros, con una gráfica luminosa mucho más moderna y que da una sensación de profundidad. Los parachoques traseros también fueron rediseñados bajo el mismo estilo del frontal, con menos plástico negro. 

Lo único que no me gustó, fueron las salidas de escape falsas, que son dos piezas cromadas ciegas; de hecho el ZX solo tiene una salida de escape en el lado izquierdo y que está algo oculta.

La versión Trophy, que es la más equipada, destaca por algunos elementos distintivos en el exterior, como insignias en los pilares traseros (como en el MG6 y el HS), nuevas llantas bicolor de 17", cálipers rojos y algunos detalles en color negro brillante.

MG ZX: interior y equipamiento

Puertas adentro, aunque el interior es prácticamente el mismo que el del ZS, hay algunos cambios importantes:

  • La consola recibe nuevos insertos suaves al tacto, que reemplaza a la sección dura sobre la guantera del ZS. Esto también permite tener una estética más suavizada. Esto se prolonga por toda la consola, con un material textil símil cuero y símil fibra de carbono, con costuras visibles.
  • La pantalla del sistema multimedia ahora es más grande (10") y sobresale en la parte superior, para dar un toque más moderno.
  • El climatizador es reemplazado por una sobria teclera multifunción, que además tiene algunos botones de acceso directo. De todos modos, la visualización del climatizador se hace en la misma pantalla del sistema multimedia.
  • La sección central baja es completamente remodelada con una cavidad más grande para colocar objetos. También tiene una asa de diseño trapezoide hacia el lado del pasajero y un nuevo diseño para la sección de la palanca de cambios.

Estos cambios, tal como los cambios del exterior, justamente renuevan todas las zonas de la consola que envejecieron rápido con el pasar de los años y van muy a tono también con la calidad y diseño que llevan los modelos más nuevos de la marca, así que son un punto a favor.

El modelo Trophy además añade butacas deportivas calefaccionadas, con reglaje eléctrico para el conductor y con los logos de MG bordados en las cabeceras, algo de lo que nunca he sido muy fan, ni siquiera en autos de lujo. Lo que si destaca mucho en el modelo Trophy es que se agrega un nuevo cuadro de instrumentos digital, muy llamativo. Este está dividido en tres zonas: un semi círculo para el velocímetro, otro semi círculo invertido para el tacómetro y una pantalla central con toda la información del auto, muy vistosa y moderna, aunque menos funcional que la que he visto en otros autos (como el Nissan Kicks, por poner un ejemplo) si bien es mejor que la de otros autos del origen.

El equipamiento del ZX, permite tener tres versiones bastante competentes, sin tener mucho que criticar por el precio. De serie ya tenemos neblineros, rieles en el techo, climatizador, vidrios y espejos eléctricos, botón de encendido y un buen sistema multimedia con pantalla de 10", Bluetooth, cuatro puertos USB, comandos al volante (que es de cuero) y soporte para Apple CarPlay y Android Auto. Vale destacar que por la orientación y el tamaño de la pantalla, esta es muy fácil de usar y además es muy legible, aunque a la interfaz le falta velocidad en algunos de sus menú.

En modelos intermedios ya se añade el control crucero (que debería venir de serie), espejos con defroster y plegado eléctrico, alzavidrio one touch para el conductor (que debería ser one touch para todas las plazas y de serie), tapiz de ecocuero, bolsillos para los respaldos de los asientos delanteros, ajuste lumbar para el conductor y llantas bicolor en el exterior. El sistema de audio gana comandos por voz, dos parlantes más y un modo de sonido 3D.

Finalmente, el acabado Trophy, suma a lo que ya hemos contado, sensor de luz y lluvia y techo panorámico.

MG ZX: seguridad

Aquí, tenemos algunas observaciones, positivas y negativas. Para partir con lo bueno, el ZX gana ESP en todas sus versiones, versus el ZS que solo ofrecía ESP en las versiones automáticas. 

Lo más cuestionable es la oferta de airbags. El ZS tenía solo seis en la versiones más altas y el resto tenía dos. Ahora el ZX lleva dos, cuatro y seis, según versión, lo que es mejor que su antecesor, pero que no es suficiente, en un segmento donde ya nos encontramos con modelos que vienen con cuatro y hasta seis airbags de serie.

El resto, está bastante bien, incluyendo anclajes ISOFIX, asistente de partida en pendiente, cámara y sensor de retroceso, control dinámico del vehículo, control de tracción, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS, EBD, control de frenado en curva y programa de secado en frenos, aparte de monitor de presión de neumáticos.

El modelo Trophy es obviamente el más equipado y que además ofrece tres elementos muy interesantes:

  • Monitor de punto ciego/tráfico cruzado
  • Asistente de cambio de carril
  • Cámara en 360 grados con vista tipo "drone". Si bien la resolución de la cámara no es de las mejores, la herramienta es muy didáctica y funcional.

La amplitud, una carta fuerte del ZS, se mantiene en el ZX, tanto en el maletero con doble fondo, como en la habitabilidad de las plazas traseras, con espacio suficiente para tres personas. El cojin del medio no tiene apoyabrazos asi que el respaldo es blando, aunque algo más prominente que las plazas principales, más abutacadas. Además hay puertos USB para que los pasajeros carguen sus telefonos.

MG ZX: motor y conducción

Otro de los puntos fuertes del MG ZX está en el tren motriz, porque el ZX llega con dos importantes cambios. El primero es que se despide la anticuada caja automática de cuatro velocidades y se reemplaza por una nueva CVT más eficiente, aunque esto es para las versiones 1.5 aspiradas. El modelo Trophy es el que llega con el nuevo motor 1.3 Turbo de 154 Hp y 230 Nm de torque, asociado exclusivamente a una caja de cambios automática de seis velocidades proporcionada por Aisin y que logra consumos promediados cercanos a los 14,3 km/l, según lo que dice el 3CV, ubicándose en medio de las dos versiones 1.5, al menos en el papel.

Este motor es un upgrade realmente notable en la entrega de performance, versus el 1.5 aspirado. Es un motor más enérgico, muy alegre en su desempeño y que hace que el ZX tenga otra personalidad, más animado y seguro: más animado porque es más entretenido y más seguro, porque permite mayor confianza en maniobras de adelantamientos y para transitar en subidas, de lo que permitía el 1.5.

Lo segundo que vale la pena destacar es la caja automática de seis velocidades. Con MG nunca nos han terminado de convencer las cajas automáticas, como ya vimos con la anticuada transmisión que llevaba el ZS, pero también con las cajas doble embrague de otros MG, que no se sienten como doble embrague y son algo agresivas o erráticas en su inteligencia. En cambio, esta transmisión cumple con ser más obediente, un poco más reactiva y también más inteligente. No es la mejor caja del mundo, pero se lleva muy bien con este motor y reacciona de correcta manera si pisamos el acelerador un poco más. La sexta eso sí, es más bien una sobremarcha, no tiene nada de torque (comparado con otras cajas, que algo guardan) pero por otro lado, permite conducir en carretera bajo las 3.000 RPM, muy holgadamente. Y otro detalle, es que esta caja permite que el motor usualmente vaya en un rango de vueltas con torque, así que el retardo del turbo no se siente mucho en manejo diario, salvo que andes corriendo.

Tengo que hacer dos observaciones con respecto a la dirección y a la suspensión. Como se trata de un auto con más potencia y más torque, la suspensión y la dirección tienden a exigirse más, lo que significa que el auto tiene más movimientos inerciales, así que sentirás que el auto se carga más en las curvas. Con la dirección, el MG ZX, al igual que el ZS, tiene tres modos de sensibilidad, ajustables en el panel del sistema multimedia (donde también puedes ajustar detalles de las otras asistencias de seguridad). Estos más que mejorar el tacto en sí de la dirección, parecen "capar" la desmultiplicación y al final no encontré nunca un modo muy pulido. El modo de ciudad es el más fiel, pero es muy liviano, mientras que el modo deportivo es más pesado, pero más lento. Esto no es tan aparente en ciudad, más que cuando vamos exigiendo el auto, pero aun así te recomendamos que vayas probándolos para que veas si hay uno que se acomoda más a tu estilo.

MG ZX: conclusión

El MG ZX es un auto superior al ZS y se nota en todos sus aspectos. Todo lo que gana en calidad, tecnología, diseño y tren motriz, es atractivo y le encantará a quienes anden buscando sacar más partido del ZS o que hayan sido desencantados por algunas faltas del modelo original, así que en ese sentido, se va con muy buena nota.

Con el tema de la seguridad, hay algunas críticas, que ya las hicimos así que a tener ojo en las versiones de entrada si andas buscando más airbags, aunque por otro lado, se gana ESP en todas las versiones y eso es muy importante.

A pesar de que su consumo no es exactamente alto, si es más que en otros autos. Los 14,3 km/l en ciclo mixto son más bien de 13 a 14 si se maneja con respeto y un poco menos si se maneja con ganas. Si andas buscando la opción más económica, mejor que te quedes con los 1.5, pero por otro lado, te perderás el performance del motor 1.3 Turbo con 150 Hp que realmente es un agrado: una por otra.

Y finalmente, el precio, que si bien ha subido con respecto al ZS que se sigue vendiendo, está justo en el umbral de las versiones intermedias en otros modelos más consagrados, al menos para la versión Trophy ($15.990.000, precio de lista) donde el cuadro de instrumentos digital, el techo panorámico, las butacas deportivas con calefacción y el performance del motor turbo, son buenos diferenciadores. Pero hoy la competencia está más dura.

De todos modos, si te gustó el ZX y quieres estar seguro, es un auto muy recomendable y donde te vas a sentir muy a gusto, sin echar de menos nada que sea realmente importante y sin los puntos débiles del ZS.

Probamos el nuevo MG ZX 1.3 Turbo

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas