Vende tu auto
Motos

Así son las motos eléctricas de los Carrefour

Ofrece hasta 120 kilómetros de autonomía con una carga y capacidad de transportar hasta 150 kilos de peso. Y su precio es imbatible.

Así son las motos eléctricas de los Carrefour

El advenimiento de la movilidad eléctrica viene tan rápido en mercados como el europeo, que no hay actor relevante de cualquier industria que no quiera participar. Y así llegamos a la Small Ride S4, la moto eléctrica que vende en exclusiva la cadena de supermercados francesa Carrefour.

La marca comercializa este modelo en España por sólo 1.590 euros, alrededor de $1.400.000, siendo la oferta más accesible de todas en vehículos similares. Podríamos suponer que para conseguir estos valores tan bajos, Carrefour se asoció a alguno de los cientos de fabricantes chinos de mootocicletas o de tecnología eléctrica, pero no. La Small Ride S4 cuenta con un motor 100% alemán desarrollado por Bosch, ni más ni menos.

Este motor se ubica en el buje de la rueda trasera y entrega una potencia de 1.440 watts, unos 2 Hp, que son suficientes para mover menos de 90 kilos de peso de la máquina y hasta 150 kilos de carga, incluso en pendientes de hasta 24°.

Carrefour indica que la autonomía va entre los 60 y 120 kilómetros, dependiendo de si se usa en configuración de batería única o se añade una segunda opcional. Desarrolladas por Greenway, cada unidad tiene una capacidad de 48V y 26Ah, con una potencia de 960 Wh o 1,88 kWh, si es con una o dos baterías. 

Pese al bajo precio, el diseño de la Small Ride S4 es moderno y atractivo, ofreciendo una carrocería blanca con franjas de color y el guardabarros en rojo contrastante. Ofrece un faro cuadrado con tecnología LED, una firma luminosa muy llamativa y un carenado de líneas limpias pero modernas.

También ofrece frenos de discos con pinzas hidráulicas en ambas ruedas, marcadores digitales con datos específicos para una moto eléctrica (carga de la batería, modos de conducción, etc) y muchos elementos prácticos como una guantera y un gancho. Sin embargo, su tamaño reducido impide tener un espacio para guardar el casco. 

Ahora, sólo para aclarar las cosas, este mismo scooter se vende bajo las marcas y nombres Bensom Berlin y LVE S4, aunque a precios bastante superiores.  

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas