Vende tu auto
Autos ecológicos

Ford Mustang Mach-E se enfrenta a la prueba del alce

El modelo eléctrico no le hizo honor a su herencia deportiva, costándole mucho mantener el control.

Ford Mustang Mach-E se enfrenta a la prueba del alce

Hace casi dos años fuimos testigos de la presentación del Ford Mustang Mach-E, el modelo que marcó un quiebre en la historia no solo del pony car, sino de la marca, al tratarse de un SUV 100% eléctrico.

Desde entonces, el Mustang Mach-E se convirtió en uno de los bastiones de Ford en la movilidad eléctrica, siendo no solo reconocido por especialistas, sino también por el propio público. Pero no todo son buenas noticias para la SUV, como podremos apreciar en lo que fue su paso por la prueba del Alce.

Ford Mustang Mach E: la prueba

El Mustang Mach-E no pudo superar el test de forma limpia.

Los colegas suecos de Teknikens Värld probaron al SUV eléctrico de Ford en el temido test, donde modelos como el BMW M4 y el Volkswagen Golf 8 no mostraron un gran desempeño. Bueno, resulta que con el eléctrico sucedió algo parecido.

Si bien no estamos hablando de un deportivo, parece que la herencia Mustang le jugó un poco en contra al Mach-E, debido a que el tren trasero se mostró bastante difícil de controlar. Y eso que su tracción es integral.

La prueba fue realizada junto a un Tesla Model Y, lo que dejó aún peor parado al Ford: el crossover de Elon Musk superó el Test a 75 km/h, pero el de Detroit no pudo siquiera hacerlo a 68 km/h, velocidad en la que su parte trasera alcanzó a golpear los conos, lo que en la vida real sería algo así como la línea de colisión.

Al ir aumentando la velocidad, la situación empeoró: a 70 km/h, el eléctrico volvió a golpear los conos con su parte trasera, mientras que a 72 km/h no pudo recuperar la trayectoria inicial y completar el trayecto.

¿A qué se debió el flojo desempeño del Mustang Mach-E?

El Mustang Mach-E saliendo de cuadro luego de que su conductor perdiera el control del tren trasero.

De acuerdo a los realizadores de la prueba, el problema del Ford Mustang Mach-E radicó en su Control de Estabilidad, que si bien estaba activado, debería funcionar de una manera mucho más agresiva para limitar el movimiento de la parte trasera. Ojo ahí, Ford.

Observa en el video el comportamiento de ambos vehículos durante la prueba del alce y compártenos tus puntos de vista.

Ford Mustang Mach-E en el Test del Alce

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuéntanos que opinas