Probamos el JAC T6 2017
24/12/2016 Reportes de Manejo

Probamos el JAC T6 2017

La JAC T6 es hoy, la camioneta mediana más barata de nuestro mercado. Y por como JAC ha estado haciendo las cosas, decidimos que seria interesante ver cuanta camioneta podemos obtener por 10 millones y medio de pesos.

JAC es una marca en alza. Y nos alegramos por eso. El paradigma de las marcas chinas se ha ido rompiendo de a poco, de la mano de interesantes actores y es JAC uno de ellos. La llegada de modelos como los S5 o S2 han comenzado a cimentar su buena reputación como modelos que se pone sobre la media en cuanto a su relación precio/calidad. Y así como de a poco ubican productos en el segmento de pasajeros, SUV y comerciales, también han querido introducir en nuestro mercado una camioneta, la T6.

Y la T6 quiere repetir el efecto logrado por los otros modelos de JAC; ofrecer mucho por lo justo y es así como nos encontramos con una muy voluminosa camioneta, del tamaño de las consagradas Mitsubishi L200 o Nissan NP300, las que como bien saben, han crecido bastante con respecto a sus antecesoras. Ahora, a la hora de cotizar, todos estos modelos están sobre los 14 millones de pesos y alcanzando en muchos casos más de 20 millones para las versiones equipadas.

Ahora, la JAC T6, en su versión Luxury, la cual esta respetablemente equipada, tiene un precio de $10.698.100 (IVA incluido) lo que inmediatamente la pone como la camioneta mediana más accesible del mercado. ¿Cuánta camioneta podemos sacar por esos 10 millones? Es lo que vamos a averiguar.

Características técnicas y mecánicas

La JAC T6 como ya mencionamos, se equipara bastante al tamaño de las consagradas en nuestro mercado. Tiene un largo de 5.315 mm, un ancho de 1.830 mm y un alto de 1.815 mm, además de una batalla de 3.090 mm, un despeje de 210 mm, un peso bruto de 2.580 kg y una capacidad de carga de 820 kg. Con esto, supera a la Mitsubishi L200 en sus cotas, (5.225; 1.785; 1.775; 3000; 205} si bien la L200 puede cargar 1.035 kilos. También en dimensiones supera a la NP300 de Nissan (5.260; 1.790, 1.780, 3.150, 222), con excepción de su confortable batalla de 3.150 mm. y un despeje de 222 mm. Con respecto a la Hilux, esta si es más grande en todas sus medidas, con 1.8 metros de alto y de ancho, además de una distancia entre ejes y largo marginalmente mayor, siendo también más pesada (2.9 toneladas). Tanto la NP300 como la Hilux tienen capacidades de carga sobre la tonelada

Aquí nos faltan otros modelos por precio, la Foton FT-500 (Terracota) modelo que también es milimétricamente más grande que la JAC, pero por debajo de la Hilux y que, con cerca de 950 kilos de capacidad, también puede cargar más que su símil chino. En la vereda del mismo importador, tenemos a la Great Wall Wingle6, también dentro de los 5.3 metros de largo y 1.8 metros de ancho, pero con menos capacidad de carga (700 kilos), situación que compensa con más ofertas mecánicas.

El diseño general de la JAC no es el más atractivo, si bien tampoco es de los que te duelen los ojos. Lo que nos sucede puntualmente en este apartado, es que salvo por la formación triangular en la parrilla trasera, la camioneta no tiene estilo propio. Si no fuese por el gran logotipo JAC en color rojo sobre la parrilla (otro tema en particular, ya que no comparte la identidad de ningún otro JAC) no sabríamos a que marca pertenece. En lo general, es un diseño moderno, pero inocuo y genérico. Se agradecen eso si las llantas y pisaderas, las que le entregan un look más refinado.

En cuanto a su unidad motriz, la T6 es impulsada por un motor de 2 litros, 149 Hp (6000 RPM) y 196 Nm de torque (3500-4500 RPM), asociado a una caja manual de 5 velocidades, suspensión trasera de eje rígido con paquete de resortes y dirección hidráulica. Le logramos sacar de 7 a 8 km/l en ciudad y poco más de 10 en carretera, consumos que claramente se muestran mejores que en otras generaciones de camionetas asiáticas, pero que no deja de ser gastadora para nuestros tiempos.

Confort y Habitabilidad

La JAC T6 sienta bien a 5 ocupantes, si bien no es incomoda, tampoco es la más acogedora de las camionetas. Su posición de manejo es muy buena y te empodera en la conducción. Donde tenemos reparos, es en algunos aspectos de diseño y materialidad del habitáculo. Se hace un esfuerzo por darle un estilo más premium, con el volante forrado, la tapicería en eco cuero y las molduras brillantes, pero no es suficiente para ocultar plásticos excesivamente toscos, el aspecto de algunos botones, el anticuado computador de a bordo en el combinado, flanqueado por dos relojes algo pequeños y el sistema multimedia de pobre usabilidad e interfaz obsoleta. Todo es fácil de operar, incluyendo los comandos de los alza vidrios, puestos en posición diagonal, pero no quita que se podría haber hecho un esfuerzo mayor, especialmente sabiendo cómo han mejorado los productos de JAC. Tanto así, que nuevamente nos sucede lo mismo que en el exterior: no hay identidad de marca.

Donde sí la JAC se gana los puntos, es en equipamiento, incluyendo completo pack eléctrico (espejos, alza vidrios, cierre centralizado), climatizador eléctrico, computador a bordo, comandos al volante, sistema de audio con 6 parlantes y bluetooth, doble Airbag, frenos ABS, sensor y cámara de retroceso, elementos de confort que cuesta encontrar en camionetas que se consideran "de entrada", siendo incluso la versión Luxury.

Impresión de Manejo

Hay cosas positivas y negativas. Para comenzar con lo bueno, la calidad y calibrado del rodado en ciudad, es de las mejores que hemos visto en una camioneta. Firme sin ser áspera y mostrando correcta estabilidad, sorprende bastante. Esto tiene una contraparte, llevarla a caminos más agrestes saca a relucir cierta aspereza, por lo que se recomienda manejar con cuidado, especialmente si se llevan cosas frágiles en el cajón, para que no se azoten mucho. No es de las rebotonas, así que eso ayuda en la estabilidad general.

El punto más flaco es el tren motriz, el cual se siente insuficiente. Puedes acomodar el motor con una caja de cambios que está bien equilibrada, si bien con primeras relaciones más cortas, que maximicen el uso del motor para evitar sentir la falta de fuerza, aunque de un tacto y recorrido aspero e impreciso en ocasiones. También, el motor presenta bastante rumorosidad, restando confort y delatando las faltas. Se espera que para el próximo año arribe un propulsor Diésel, lo que mejoraría bastante dos aspectos de la T6, el consumo y la entrega de potencia.

De estructura, la JAC T6 se demuestra sólida y robusta. No es una camioneta endeble que no vaya a aguantar el trajín de jornadas de trabajo y es un punto muy favorable.

Conclusión

La JAC T6 se perfila como una muy interesante propuesta de camioneta. Su jugoso precio la hace inmediatamente una excelente opción para todos aquellos que se quedaron "en el pasado" con el paulatino crecimiento de las camionetas medianas. Hoy por el precio de una más pequeña, puedes tener el espacio con el que cuenta la competencia, si bien no es la que carga más. Tiene como valor agregado, un andar robusto, calidad durable y el precedente de como JAC hoy en día ha pasado a ser una marca muy confiable y relevante en el segmento.

Por otro lado, hay importantes faltas, que ponen a sus dos inmediatos rivales, que son algo más caros, como una opción mucho más recomendable, como son la Great Wall Wingle6, que hasta incorpora ISOFIX, raro equipamiento en una camioneta y la Foton FT-500 con su gran motor Cummins y mejor refinamiento. Para quienes anden tras la pista de un estilo más urbano, la confiable SsangYong Actyon Sports sigue siendo una preferida de varios, claro que dejando de lado aptitudes de trabajo y faena.

Si al final del día el precio es determinante, no vas a arrepentirte con la JAC T6, firme y voluminosa. Pero si puedes desembolsar un poquito más, lo agradecerás en las camionetas de la competencia. Habrá que estar atento a cómo va evolucionando la JAC T6 en los próximos años ya que en la práctica es una buena promesa.

Galería Test Drive: JAC T6

Test Drive: JAC T6

1 de 15

¿Qué opinas? Cuéntanos