Vende tu auto
Test drive

Probamos la Toyota Hilux 2021

La pick-up producida en Argentina y actualizada este 2021 en Chile presenta una serie de novedades en todos los aspectos.

Probamos la Toyota Hilux 2021

Desde que se presentó en Tailandia a mediados de 2020 que estamos hablando de la renovación de la Toyota Hilux, uno de los modelos más importantes de nuestro mercado. Pandemia y crisis hacían pensar que aquella actualización se postergaba un poco más, pero la planta de Zárate, en Argentina, apuró el tranco y produjo el nuevo modelo.

Tratándose de una actualización de fin de ciclo (en un par de años debería empezar a producirse una totalmente nueva generación), esta Hilux ofrece una serie de actualizaciones que parecen menores, pero que sumadas son importantes.

Entre las novedades tenemos retoques en diseño, motor, suspensiones y equipamiento de seguridad. En resumen, un repertorio amplio para consolidarse como una de las mejores alternativas tanto para el cliente de flotas como para el particular. Para conocerla, aprovechamos nuestra presencia regional para probar la nueva Hilux en su tierra natal, Argentina.

En Chile se lanzó en ocho versiones, una de ellas de cabina simple y las otras doble cabina, y con opciones de motor gasolinero y diésel con dos niveles de potencia, con caja manual y automática, con opción de tracción simple o 4x4, y con tres niveles de equipamiento: SR, DX y SRV. Los precios van desde los $17.990.000 (SR 2.7 gasolina 4x2 MT) a los $32.990.000 (SRV 2.8 diésel 4x4 AT), ambos más IVA.

Toyota Hilux 2021: rediseño exterior

Cómo te cuento siempre, en los rediseños casi no se tocan los laterales, sino el frente y algo de atrás, y esta no es la excepción a la regla. Por lo mismo, las dimensiones y capacidades no se han modificado, y te los dejamos abajo para que los tengas a mano: 

  • Largo: 5,33 metros
  • Ancho: 1,81 metros (versiones DX), 1,85 metros (versiones SR y SRV)
  • Alto: 1,81 metros
  • Distancia entre ejes: 3,08 metros
  • Despeje: 215 mm (versiones DX), 227 mm (versiones SR y SRV)
  • Ángulo de ataque: 30 grados (versiones DX), 31 grados (versiones SR y SRV)
  • Ángulo de salida: 25 grados (versiones DX), 26 grados (versiones SR y SRV)
  • Capacidad de carga: entre 800 y 1.150 kilos según versión

En el frente de la Hilux 2021 tenemos una parrilla XXL con marco grueso, cromado en nuestra unidad de pruebas tope de gama SRV. Al nuevo paragolpes se suman unos neblineros súper chicos y unos encastre negros en forma de L. También hay nuevas llantas de 18” con calzado 265/60 para la SRV (lee acá todas las novedades de la gama Hilux 2021).

Atrás, las luces reciben tratamiento LED (SRV), la caja de carga viene con su protector y ganchos de amarre, pero curiosamente "mi Hilux” venía sin barra deportiva.

La caja de la Hilux mide 1.485 mm de largo, 1.522 mm de ancho, 1.009 mm entre los guardabarros, 2.002 mm en diagonal, 480 mm de alto y ofrece una boca de carga de 1.350 mm.

Como te decíamos, puede cargar entre 800 y 1.150 kilos, y puede remolcar 750 kilos con un sistema de frenos estandar, y hasta dos toneladas usando un remolque con frenos.

Toyota Hilux 2021: interior

Puertas adentro el panorama sería prácticamente el que ya conocemos del modelo que ya se vendía. Es el mismo diseño, los mismos materiales y hasta el mismo sistema multimedia de instalación local, ya sea de 7" o 9" de tamaño. El cuadro de instrumentos sí recibe una revisión en diseño con relojes y marcadores actualizados.

Los plásticos del tablero no generan mucha sensación de calidad, ni de solidez, sin embargo, los productos de la marca tienen fama de mantener las propiedades por mucho tiempo.

Toyota mantiene tres niveles de equipamiento denominados DX, SR y SRV. Los modelos DX ofrecen aire acondicionado, alzavidrios eléctricos y espejos eléctricos, cierre centralizado a distancia, volante multifunción (audio, control crucero) regulable en altura y profundidad, computador a bordo, el mencionado sistema multimedia con pantalla táctil de 7" (cuatro parlantes, bluetooth, USB y conexión a Apple CarPlay y Android Auto), entre lo principal.

El modelo SR añade cámara de retroceso, cuadro de instrumentos con computador a bordo a color (4,2" TFT), luces DRL y función Follow Me Home, modos de manejo Eco y Power, sistema multimedia con pantalla táctil de 9" (6 parlantes). Finalmente, nuestra unidad de pruebas SRV añade climatizador, tapiz de cuero sintético, asiento del conductor con ajuste eléctrico, espejo interior fotosensible, faros delanteros LED con encendido automático, neblineros, smart key con botón de encendido y volante de cuero. 

Toyota Hilux 2021: seguridad

Toda la gama de Toyota Hilus ofrece 7 airbags, salvo la versión de cabina simple que ofrece 3. Además, todas cuentan con frenos ABS con EBD y asistente de frenado. Y el control de estabilidad (ESP) con todos los sistemas que engloba, como controles de tracción y de balanceo de tráiler, y los asistentes de partida en pendiente y de descenso, también son de serie.

No ocurre lo mismo con la cámara de retroceso, disponible desde las versiones SR hacia arriba, y los sensores delanteros y traseros, sólo para la SRV.

Toyota indicó que parte de las mejoras realizadas en las suspensiones, la dirección y el sistema de ESP son para exorcizar el test del alce, donde hubo ciertos cuestionamientos respecto de la estabilidad del modelo en maniobras evasivas de emergencia.

En Argentina probamos también una versión tope llamada SRX, que no está disponible en Chile, y que agrega tres sistemas de asistencias activas del Toyota Safety Sense: Sistema de Pre-colisión frontal con freno automático (PCS), Control de velocidad crucero adaptativo (ACC) y sistema de alerta de cambio de carril (LDA).

Toyota Hilux 2021: comportamiento dinámico

Esta sección ofrece dos de las grandes novedades de Toyota en la Hilux, el motor 2.8L y las suspensiones.

En el primer caso, se colocó un turbo más grande y la potencia pasó a 201 Hp. En el caso del torque, las versiones manuales tienen 420 Nm entre 1.400 y 3.400 giros y en las automáticas 500 Nm entre 1.600 y 2.800 rpm.

En la vida real, no se siente tan “despierto”, al menos no como en la Chevrolet Colorado que cuenta con 200 HP. Sin embargo, creo que es más la acción de la caja automática, que pasa de cambios despacio, que del motor. Para estar seguros, veamos los tiempos de reacción en el 80-120 km/h:

Toyota Hilux 2.8L 201 Hp

Recuperación 80 – 120 km/h

En D

7,45 segundos

Efectivamente, cuando pisas el acelerador demora un poco en darte la respuesta, pero una vez que lo hace sientes a esos 500 peleadores de Zumo empujando. Si lo comparo con la Colorado, incluso mejora su marca en D de 8,2 segundos. Por otro lado, puedes rebajar manualmente con la palanca, pero cuando llega al límite del tacómetro no pasa de cambio, algo que se agradece en off-road y cuándo llevas carga pesada.

Completemos el repertorio del motor con los consumos que medí en la prueba. Como siempre, recuerda que en ciudad depende mucho de tu estilo de manejo, tipo de calles y niveles de tránsito.

Consumos

Toyota Hilux 2.8 L / AT6

Autonomía

Ciudad:

9,34 km/litro

748 km

120 km/h:

9,90 km/litro

792 km

Promedio:

9,61 km/litro

Tanque: 80 L

Los resultados son muy buenos, tanto en consumos como en autonomía.

Entramos en el segundo rubro de las mejoras. Toyota declara haber cambiado calibración de amortiguadores, ballestas (elásticos traseros), montantes de cabina y, puntualmente en la versión que estoy probando, amortiguadores de mayor diámetro.

En la práctica, es posible que los usuarios de Hilux se den cuenta de las diferencias, pero mi cuerpo sigue sintiendo que es la pick-up más dura del mercado. Como buena camioneta, se traga las cosas grandes, pero sigue produciendo tirones bruscos cuando pasas por accidentes topográfico/viales medianos o pequeños.

La dirección de la Hilux sigue siendo algo desmultiplicada, algo que te hace girar de más el volante en ciudad, pero calma los nervios del chasis en ruta. Lo curioso es que a cero velocidad es pesada, no así cuando ya estás en movimiento.

En ruta no hay ruidos adentro, ni mecánicos, ni de roce, lo que se agradece siempre en una camioneta con motor diésel. Sin embargo, el motor sigue sonando a petrolero, especialmente en frío y en aceleración desde bajas rpm, pero en cabina las cosas nunca son molestas. En ruta viaja a 120 km/h (127 de velocímetro) con menos de 2.000 giros y no hay ruidos adentro, ni mecánicos, ni de roce aerodinámico o rodadura.

Toyota Hilux 2021: conclusiones

Creo que aún con los esfuerzos realizados, la Hilux sigue siendo la camioneta más dura de su grupo. Esto lo podemos leer de dos maneras. En la negativa, aún le falta refinar motor y chasis; en la positiva, estoy seguro que a sus usuarios le gusta sentirla así con la siguiente ecuación mental: si es dura para andar, es dura para trabajar.

Respecto de la carga, fui al corralón amigo y le cargamos una tonelada de arena. Como el autoelevador chocaba contra el portón no pudo colocar el pallet bien adentro en el pick-up, lo que hizo palanca hacia abajo. Con la trompa mirando al cielo salí a dar una vuelta. Son increíbles las inercias que genera el peso, pero también es impresionante cómo esos 500 Nm del motor mueven lo que sea sin mayor problema, solo con la transmisión estirando un poco más los cambios.

Obviamente, no pude andar mucho tiempo con la camioneta cargada (tenía que devolverla), pero según los comentarios de los usuarios Toyota sigue siendo la favorita a la hora del uso y abuso laboral.

Hernando Calaza recomienda

Cuéntanos que opinas